Australia juzgará a soldados por crímenes en guerra afgana

CANBERRA, Australia (AP) — Australia anunció el jueves la creación de una nueva agencia de investigación para presentar casos penales contra miembros de las fuerzas especiales del país sospechosos de haber cometido crímenes de guerra en Afganistán.

La Oficina del Investigador Especial se formará tras una pesquisa de cuatro años acerca de las denuncias y rumores en torno al comportamiento de algunos soldados del Servicio Especial del Aire y de los Regimientos de Comando en Afganistán entre 2005 y 2016.

Benjamin Roberts-Smith, el miembro de las fuerzas armadas más condecorado del país cuando abandonó el cuerpo en 2013, fue acusado por antiguos compañeros de trato ilegal a prisioneros, incluyendo la ejecución ilegal de algunos. El exsoldado, que recibió la Cruz de la Victoria y la Medalla a la Gallardía por su servicio en Afganistán, ha negado las acusaciones.

El jefe de la Fuerza de Defensa, el general Angus Campbell, hará público un reporte editado sobre la larga pesquisa la próxima semana.

La nueva agencia, que estará dirigida por un juez retirado o un experimentado abogado penalista, era necesaria porque la carga de trabajo podría “sobrepasar seriamente” los recursos existentes, apuntó el primer ministro, Scott Morrison.

Hasta hace poco, dos reporteros de Australian Broadcasting Corp. enfrentaron posibles penas de cárcel por emplear documentos de Defensa clasificados como base para un reporte de 2017 que detallaba denuncias sobre el asesinato de niños y hombres desarmados a manos de soldados autralianos. La policía registró la sede del medio por orden judicial pero la fiscalía decidió después de acusar a los periodistas no sería de interés público.

Se espera que procesar a los supuestos criminales de guerra australianos pueda llevar años.

Alrededor de 39.000 soldados australianos sirvieron en Afganistán y 41 fueron asesinados.