Prostitutas en Zimbabue salen a las calles pese a encierro

HARARE, Zimbabue (AP) — Al igual que muchos trabajadores informales en Zimbabue, las prostitutas están comenzando a desafiar el confinamiento social ordenado en el país por la pandemia de coronavirus y están regresando a las calles.

Luego de haberse visto forzadas a quedarse en casa, sin ingresos durante semanas, muchas trabajan por la tarde porque algunos clientes están en casa debido al toque de queda nocturno. Ahora se arriesgan a infectarse o ser arrestadas.

”¡Hey, otro tipo de encierro aquí!, le gritó recientemente una sexoservidora con vestido corto a un automovilista que pasaba en el área de Avenues en Harare, una zona roja muy conocida en la capital.

Esas escenas habrían sido impensables cuando Zimbabue impuso sus restricciones por el coronavirus a finales de marzo y las calles estaban desiertas en medio de un control a veces violento por las fuerzas de seguridad.

Las prostitutas tuvieron que parar cuando comenzó el encierro, dijo la organización local Pow Wow, que representa a las trabajadoras sexuales y que les ha estado distribuyendo alimentos, jabón y desinfectante.

El gobierno ha relajado las restricciones para permitir la apertura de los negocios formales, pero eso no ha ayudado a la mayoría de los zimbabuenses que sobreviven vendiendo productos en las calles, algo que sigue estando prohibido.

En un esfuerzo para sobrevivir, muchos trabajadores callejeros están ignorando las regulaciones y ofreciendo sus productos y servicios en las calles de nuevo.

Las prostitutas dicen que no pueden desperdiciar la oportunidad, aunque muchas han cambiado sus calendarios.

“Tiene sentido trabajar solamente en las tardes en estos días. Las noches no pagan tanto ahora. El tráfico es mayor en la tarde”, dijo una prostituta, mientras estaba atenta para detectar clientes o a la policía.

Otras siguen prefiriendo trabajar de noche, alegando que aunque los clientes son menos, también hay menos policías. Una dice que los policías son más tolerantes por la noche.

La Corte Constitucional de Zimbabue prohibió en 2015 que la policía arrestara a las mujeres en las calles por cargos de prostitución, pero ahora pueden ser arrestadas por violar las reglas del encierro, dijo el vocero policial Paul Nyathi.

Nyathi dijo que “un buen número” de prostitutas están entre las aproximadamente 60.000 personas arrestadas desde abril por violar el confinamiento.

“La mayoría de las personas, incluso las prostitutas, están ahora agitadas y hambrientas y eso es lo que las lleva a dejar sus casas”, dijo Itai Rusike, director ejecutivo del Community Working Group on Health, un grupo basado en Harare.

MAS NOTICIAS