Tres australianos internados en Uruguay por coronavirus abordarán vuelo humanitario

Tres de los pasajeros australianos del crucero Greg Mortimer que fueron internados en Uruguay por síntomas de coronavirus abordarán el vuelo humanitario que parte el sábado rumbo a Melbourne junto a un centenar de evacuados del buque, informó este viernes la cancillería uruguaya a la AFP.

Se trata del matrimonio que bajó del barco el miércoles con neumonía y de otro ciudadano australiano que había sido internado la semana anterior.

Los tres se encuentran en condiciones de salud que les permitirán abordar el avión alquilado por la naviera australiana Aurora Expeditions, propietaria del crucero que está fondeado a 20 km del puerto de Montevideo desde el 27 de marzo.

Los otros cinco pasajeros y tripulantes que fueron hospitalizados en Montevideo por síntomas graves de covid-19 están "estables", según la cancillería: dos australianos están en cuidados intensivos, una británica permanece en sala con respirador y un filipino en cuidados intermedios. El último de ese grupo, un ciudadano filipino, será dado de alta y volverá al barco para hacer la cuarentena.

De las más de 200 personas que trasladaba el crucero, 128 dieron positivo en test de coronavirus, según la naviera.

Un Airbus A340, con personal médico a bordo y especialmente equipado para realizar la evacuación, llegó al aeropuerto internacional de Carrasco esta madrugada y partirá a la 01H40 (04H40 GMT) del sábado con 112 pasajeros australianos y neozelandeses.

El vuelo humanitario se hará "bajo estrictas medidas sanitarias", informó el gobierno uruguayo, que considera que todas las personas que viajan en el Greg Mortimer están contaminadas o contagiadas con covid-19.

El barco atracará en el puerto capitalino sobre las 18H30 locales. La prensa no podrá estar a menos de 300 metros.

Tres horas después, comenzará al desembarco de los pasajeros, que se trasladarán en buses al aeropuerto con una fuerte escolta policial.

Una vez en la terminal aérea, subirán directo al avión, sin pasar por las ventanillas de migraciones ni manipular equipaje.

"El contacto humano va a ser prácticamente nulo", anunció Talvi.

El avión se organizará por zonas de riesgo, "con los pasajeros sentados según los resultados de las pruebas y el nivel de atención requerido", dijo Aurora Expeditions este viernes en un comunicado.

Una vez realizada la evacuación, quedarán todavía en el buque más de 80 miembros de la tripulación y una veintena de pasajeros estadounidenses y europeos.

La naviera informó que está trabajando en opciones de vuelos chárter para poder devolver a todos a sus hogares.

gv/gma

MAS NOTICIAS