El presidente socialista Nicolás Maduro dijo este lunes no tener "miedo al combate militar", al acusar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de tramar planes para invadir Venezuela con apoyo de aliados regionales.

"No queremos guerra, no queremos violencia, no queremos terrorismo, pero no le tenemos miedo al combate militar y vamos a garantizar la paz", aseguró Maduro, vestido con una chaqueta verde con insignias militares y rodeado del alto mando de las fuerzas armadas.

El mandatario indicó que existen grupos de militares "desertores" entrenando en la vecina Colombia para "entrar en silencio a atacar unidades militares" en el fronterizo estado Zulia (noroccidente).

"A Donald Trump lo convencieron que es fácil, que es papaya, meterse en Venezuela y que ellos tienen la fuerza de mercenarios ya preparada" para "invadir Venezuela", expresó en cadena de radio y televisión.

Maduro, quien cuenta como aliados a Rusia, China, Turquía y Cuba habló luego ejercicios de militares realizados durante el fin de semana ante supuestos planes de agresión detrás de los cuales, según el gobierno, se encuentran Estados Unidos, Colombia y Brasil.

Unos 2,4 millones de militares y miembros de la Milicia -cuerpo civil adscrito a la estructura castrense- fueron desplegados en todo el país de acuerdo con cifras oficiales.

Las prácticas se ejecutaron "en base a las amenazas reales, no son imaginaciones", aseveró el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, sentado al lado de Maduro.

El pasado 4 de enero, Trump amenazó con aplastar a la "tiranía" de Maduro durante su discurso anual ante el Congreso estadounidense, al que invitó al opositor Juan Guaidó, reconociéndolo como el "verdadero y legítimo presidente de Venezuela".

Tras regresar de una gira internacional, Guaidó -reconocido como presidente encargado por medio centenar de países- tildó de "inevitable" un cambio de gobierno en Venezuela, asegurando este domingo que los militares tienen en sus manos la oportunidad de hacerlo menos "traumático".

El jueves pasado, Freddy Bernal, un importante dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), expresó que un enfrentamiento militar de Venezuela con Estados Unidos "sería un suicidio", aunque respaldó las maniobras del fin de semana.

atm/erc/gm