NUEVA YORK (AP) — Billie Eilish, quien le dio voz a jóvenes con depresión en un álbum hecho en casa con su hermano mayor, está en la cima del mundo musical.

La cantante de 18 años hizo historia el domingo en los Grammy como la persona más joven en alzarse con los cuatro premios principales _ grabación, canción y álbum del año, y mejor nuevo artista _ y también como la primera en lograr la hazaña desde Christopher Cross en 1981.

Su triunfo llegó en una noche sombría por la muerte del exastro de los Lakers de Los Ángeles Kobe Bryant. Y al final de una semana tumultuosa para la Academia de la Grabación que incluyó acusaciones de su destituida directora ejecutiva de que el proceso de nominaciones al Grammys era manipulado, y un llamado de Diddy a la organización por no darle el respeto merecido al R&B y el hip hop.

“When We all Fall Asleep, Where Do We Go?" de Eilish también obtuvo el premio al mejor álbum pop vocal. Su hermano Finneas O'Connell recibió además premios a la mejor producción e ingeniería.

“La música que escuchaba cuando estaba creciendo, quizás cuando tenía 7, 8, 9 o 10 años, 13, esa fue la música más importante para mí por siempre”, dijo Finneas en la sala de prensa después de la ceremonia. “Cada vez que una persona de esa edad se acerca a alguno de nosotros y nos dice (que es su favorita), sé lo mucho que eso significa para ellos. Por eso significa tanto para mí. Espero que estén celebrando. Todo esto se debe a ellos”.

Finneas dijo que nunca pensó que un álbum que abordaba problemas como la depresión, los pensamientos suicidas y el cambio climático sería siquiera nominado a un Grammy.

Eilish recalcó que lo hicieron en una habitación en la casa en el área de Los Ángeles donde crecieron.

“Es como que cualquier cosa es posible”, dijo.

Al aceptar sus premios, Eilish dijo que había crecido escuchando a muchos de los artistas en la ceremonia en el Staples Center de Los Ángeles. También dijo que pensó que Ariana Grande merecía ganar álbum del año, un momento que recordó a cuando Adele dijo lo mismo sobre Beyoncé.

El éxito de una chica blanca también se produjo en una noche en que la Academia de la Grabación pareció esforzarse para destacar la diversidad. Lizzo abrió la ceremonia con una poderosa actuación, y hubo homenajes a Prince y el difunto rapero Nipsey Hussle. Tyler, the Creator ofreció una versión explosiva de “Earfquake” con Boyz II Men. Lil' Nas X interpretó su omnipresente “Old Town Road”. Grande cantó, al igual que H.E.R., la anfitriona Alicia Keys, la española Rosalía y Gary Clark Jr. con The Roots.

Tyler, the Creator dijo más tarde que su Grammy al mejor álbum de rap era un cumplido malicioso.

Aunque está agradecido por el reconocimiento, “también apesta que cada vez que nosotros, quiero decir tipos que lucen como yo, hacemos cualquier cosa que desafía los géneros, nos ponen siempre en la categoría de rapero urbano”, señaló. “No me gusta ese mundo urbano. Para mí eso es sólo una manera políticamente correcta de decir la palabra con N”.

Más temprano durante el espectáculo, Keys se sentó frente al piano para cantar una versión reescrita de “Someone You Loved” de Lewis Capaldi en la que mencionó a muchos de los nominados pero también incluyó algunas palabras incisivas sobre respeto.

“Voy a ser honesta con ustedes”, dijo. “Ha sido una semana tremenda”.

Keys también tuvo la delicada tarea de abordar la conmoción por la muerte de Bryant en un accidente en helicóptero en la misma arena donde el basquetbolista retirado ganó campeonatos con los Lakers. Interpretó a capella “It's So Hard to Say Goodbye to Yesterday” con Boyz II Men.

Las referencias a Bryant abundaron durante la gala. Run-DMC sostuvo una camiseta de los Lakers durante su interpretación de “Walk This Way” con Aerosmith, y la prenda también adornó un sofá de la escenografía de Lil Nas X para “Old Town Road”.

“Todos nos sentimos increíblemente tristes en este momento”, dijo Keys, quien recibió elogios en internet por el modo en que manejó la situación.

“Alicia, tú has iluminado esta ceremonia de premios”, dijo el rapero Common en el escenario. “Gracias”.

Además de su gran número musical, Lizzo fue galardonada con tres Grammys, incluyendo a mejor interpretación pop solista por “Truth Hurts” y dos en las categorías de R&B. También lució notablemente afectada por el deceso de Bryant.

“Tenemos que seguir tendiendo lazos”, le dijo a sus colegas artistas, a quienes invitó a “hacer música que conmueva de nuevo a la gente”.

Clark ganó los premios a mejor canción de rock y mejor interpretación de rock por “This Land”, además de mejor álbum de blues contemporáneo.

Entre los momentos más conmovedores, Tyler, the Creator trajo a su madre al escenario para recibir su Grammy. Demi Lovato reapareció tras haberse tomado un tiempo para recuperarse de una reportada sobredosis, y cantó “Anyone”, un tema que dijo que escribió durante sus días difíciles antes del evento. Camila Cabello interpretó “First Man”, una canción dedicada a su padre, quien la recibió entre lágrimas con un abrazo al final de su actuación.

DJ Khaled encabezó un emotivo homenaje a Hussle, el rapero de Los Ángeles que fue asesinado a tiros en marzo, poco después de haber asistido por primera vez a los Grammy como nominado. El domingo, Hussle ganó dos premios póstumamente.

Tyler, the Creator, Lizzo y, por supuesto, Eilish estuvieron entre los artistas que recibieron sus primeros Grammy. Otros primerizos fueron Tanya Tucker, J. Cole, Lil Nas X, Billy Ray Cyrus, Michelle Obama, Sara Bareilles, Rosalía y 21 Savage.

El ícono del góspel Kirk Franklin recibió el 14to y 15to Grammy de su carrera.

___

Los periodistas de AP Mesfin Fekadu y Jonathan Landrum Jr. contribuyeron a este despacho desde Los Ángeles.