PENSACOLA, Florida, EE.UU. (AP) — El estudiante saudí que abrió fuego en una base naval de Florida y mató a tres personas antes de ser abatido organizó una cena días antes, en la que él y otros tres alumnos vieron videos de cruentos ataques a tiros, dijo el sábado un funcionario estadounidense a The Associated Press.

Las autoridades que investigan el caso trabajaban el sábado para determinar si lo sucedido estuvo motivado por el terrorismo, mientras que el presidente Donald Trump señaló que revisará las políticas que regulan el adiestramiento militar para el exterior en Estados Unidos.

Parientes identificaron el sábado a dos de las víctimas fatales, quienes fueron elogiadas como héroes porque intentaron detener al agresor e hicieron señales al personal de emergencia médica cuando llegaba a pesar de que estaban heridas de bala.

El agresor abrió fuego el viernes en la mañana dentro de un aula en la Estación Naval Aérea de Pensacola, mató a tres personas e hirió a dos agentes policiales, uno en un brazo y otro en una rodilla, antes de que otro policía lo aniquilara. Ocho personas más resultaron heridas. Ambos agentes sobrevivirán a las heridas, según pronósticos médicos.

Uno de los tres estudiantes que asistieron a la cena organizada por el agresor grabó un video fuera del edificio cuando el ataque a tiros tenía lugar, dijo el funcionario que hizo declaraciones el sábado. Los otros dos estudiantes saudíes observaban lo que sucedía desde un automóvil, añadió.

El funcionario dijo que 10 estudiantes saudíes estaban detenidos el sábado en la base y se desconocía el paradero de varios más. El funcionario solicitó el anonimato e hizo sus declaraciones después de una sesión informativa con autoridades federales.

En un comunicado, el FBI identificó al atacante como Mohammed Alshamrani, de 21 años. Los investigadores dijeron que Alshamrani era teniente segundo en la Real Fuerza Aérea Saudí y estudiante de oficial naval de vuelo del Comando de Escuelas de Aviación Naval. Un funcionario estadounidense dijo el viernes que el FBI estaba examinando mensajes publicados en redes sociales e investigando si el atacante actuó solo o tenía vínculos con un grupo más amplio. El funcionario no estaba autorizado a hacer declaraciones sobre el asunto y conversó con la AP a condición del anonimato.

Dos funcionarios estadounidenses dijeron el viernes que las autoridades estaban investigando si el ataque estuvo relacionado con terrorismo. Solicitaron el anonimato para revelar información que todavía no estaba hecha pública.

Durante una reunión de muy altos funcionarios de defensa y militares, se preguntó al secretario de la Defensa, Mark Esper, si podía afirmar definitivamente que el ataque a tiros fue un acto de terrorismo.

“No, en esta ocasión no puedo afirmar que sea terrorismo”, señaló Esper. Afirmó que es necesario que la investigación siga su curso y declinó facilitar detalles sobre la pesquisa.

Asimismo, el presidente Donald Trump declinó precisar si el ataque estuvo relacionado con el terrorismo. Trump tuiteó el viernes sus condolencias a las familias de las víctimas, y subrayó que el rey saudí Salman le afirmó en una llamada telefónica que el agresor “de ninguna manera o forma representa el sentir del pueblo saudí”.

Sin embargo, en declaraciones similares a las efectuadas antes por Esper, Trump señaló el sábado que revisará las políticas que rigen el adiestramiento militar para el exterior en Estados Unidos.

___

Los periodistas de The Associated Press Lolita Baldor, Ben Fox , Mike Balsamo y Robert Burns en Washington; Jon Gambrell en Dubái, Emiratos Árabes Unidos; Bobby Caina Calvan, en Tallahasse, Florida; Tamara Lush en Tampa, Florida, y Freida Frisaro, en Miami, contribuyeron a este despacho.