MADRID (AP) — Al llegar a su punto medio, el nuevo formato de la Copa Davis suscita tanto elogios como críticas.

Por un lado, los partidos han sido muy emocionantes y el público en Madrid ha quedado encantado. Por el otro, los partidos que han acabado en la madrugada y ciertas lagunas en las reglas han irritado a los jugadores.

Después de casi 120 años de que el torneo de equipos se disputaba durante todo el año y en todas partes del mundo, la Davis fue vendida al grupo inversionista Kosmos, que decidió condensar la fase final en un campeonato de una semana y en una sola ciudad, con el fin de hacerlo más lucrativo y atractivo.

La acción no ha defraudado. Croacia, defensor del título, fue eliminada en la fase de grupos en el segundo día, y Estados Unidos, el equipo más laureado, naufragó la tercera jornada.

Sin embargo, las valoraciones de los jugadores han sido dispares, haciéndose obvia la necesidad de ajustes.

Pese a que las series pasaron de cinco a tres partidos y los partidos ahora se definen al mejor de tres sets, casi nadie ha disfrutado del tiempo extremadamente largo para completar los cruces. La eliminatoria Italia-Estados Unidos acabó a las 4:04 de la madrugada local, el segundo desenlace más tarde en la historia del tenis.

"Ni siquiera sé dónde estamos, qué hora es, qué día es", dijo el capitán estadounidense Mardy Fish.

Otras series tardaron hasta casi nueve horas en completarse, provocando largas demoras.

“El horario es malo para la gente y los tenistas”, se quejó Rafael Nadal, el número uno del mundo y líder del anfitrión España. “Es un día laborable y hemos empezado el tercer partido casi a la 1 de la madrugada. Eso es muy negativo, tanto para jugadores como para aficionados, que tienen que trabajar al día siguiente”.

Los organizadores se apresuraron a tomar medidas el jueves, adelantando la hora de inicio de las jornadas para minimizar la posibilidad de acabar demasiado tarde.

Las sesiones comenzarán media hora antes a partir del viernes, a las 10:30 de la mañana (0930 GMT) y 5:30 de la tarde (1630 GMT). Además, el tiempo entre el primer y segundo duelo de individuales se redujo de 20 minutos a 10, y el de dobles deberá iniciar 30 minutos después de finalizado el segundo de sencillos.

Andy Murray fue uno de los jugadores que se quejó de una disposición en el formato que permitió a Canadá no disputar su partido de dobles contra Estados Unidos el martes, con lo que los estadounidenses se apuntaron una victoria 6-0, 6-0 que podría haber afectado a otros equipos que trataban de clasificarse a los cuartos de final.

Canadá renunció al partido porque ya había avanzado, y algunos de sus jugadores acusaban molestias físicas.

"A mí personalmente no me gusta eso", comentó Novak Djokovic, el astro serbio. "Digo, eso no debería permitirse, para ser honesto. Entiendo que Canadá ya está clasificada, que ganó los dos partidos... y que quería descansar a sus jugadores para los cuartos de final y en adelante, pero siento que no es justo. Creo que todo el mundo debería estar obligado a salir a jugar".