163
163

Una medusa multicolor, un pez de aspecto demoníaco que parece volar en el agua, y un "pepino de mar" violeta, con una luz en su interior que se contornea constantemente para nadar, son algunos de los asombrosos descubrimientos que un equipo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) realizó en la Fosa de las Marianas en el Océano Pacífico.

La medusa multicolor fue vista durante la exploración hecha el pasado 24 de abril mientras se recorría la zona conocida vulgarmente como "La enigmática montaña marina" a 3.700 metros de profundidad. Según los científicos de la NOAA este tipo de medusa pertenece a la especie "Crossota, con dos series de tentáculos, cortos y largos". "En la campana, los canales radiales rojos conectan puntos con lo que parecen gónadas en amarillo brillante", añade el informe preliminar.

El "pez alado" encontrado por un vehículo operado remotamente que pudo descender a un máximo de 4.064 metros (la fosa tiene un total de 10.994 metros) es de la especie Chimaera sólo son conocidos en las profundidades oceánicas. Son peces cartilaginosos conocidos informalmente como "tiburones fantasmas" o "peces ratas". Se los emparenta con los tiburones por su aspecto y su conformación cartilaginosa.

En tanto, el "pepino de mar" u holoturia fue capturado en imágenes durante el buceo número cinco de la expedición de la NOAA en el Final Nagu Caldera. Usualmente, el motivo del nado y el contorneo de este animal marino es para eludir a sus predadores y evitar un peligro físico.

La expedición submarina comenzó el pasado 20 de abril y durará hasta el 10 de julio. La profundidad de la misión impide que un humano descienda a esos niveles. Sin embargo, la NOAA utiliza para ello el robot Okeanos Explorer, operado remotamente desde la supercficie.