El sistema no afecta las zonas urbanas, no interrumpe el tráfico ni genera precipitaciones 162
El sistema no afecta las zonas urbanas, no interrumpe el tráfico ni genera precipitaciones 162

La contaminación en China pasó de ser cuestión de estado a prioridad mundial. Las autoridades chinas han dispuesto una particular medida para combatir la polución: cañones industriales que lanzan niebla. Su función es incrementar el tamaño de las moléculas contaminadas para que no puedan ser respiradas por los humanos.


La situación genera cada vez más preocupación. En la reciente cumbre de París, reducir las emisiones de carbón se convirtió en una prioridad a escala mundial. Para contribuir a paliar los altos niveles de contaminación China ha distribuido equipamientos capaces de alterar la composición del aire y preservar así los pulmones. Se trata de partículas en suspensión disparadas mediante turbinas, comunes en el uso industrial, que nebulizan el caudal de agua y lo proyectan al aire. Estas microgotas de agua se adhieren a las moléculas infectadas para aumentar su tamaño y lograr que no sean inhaladas por las personas.


 162
162

El sistema no afecta las zonas urbanas, no interrumpe el tráfico ni altera las actividades cotidianas, así como tampoco genera precipitaciones. Su consumo de agua y de electricidad es bastante moderado. Sin embargo, esta solución particular tiene algunos detractores.


El foco de las principales críticas se concentra en que estos cañones industriales no fueron diseñados específicamente para combatir esta contingencia. Fueron concebidas para disgregar densas nubes de polvo, no para atacar las micropartículas que conformar el aire contaminado. Analistas denunciaron que la utilización de estos cañones ofrece una solución dudosa, parcial. Una de las compañías fabricantes es Hunan Jiujiu. Desde el mismo seno de la empresa reconocen que los cañones son capaces de adherirse a las partículas de 10 micrones (PM10), pero no pueden atrapar los PM2.5, los más perjudiciales para la salud de los pulmones.


 162
162

A pesar de haber recibido críticas, su adopción a más ciudades chinas se ha generalizado. Aunque sólo sea por una cuestión de imagen, varias ciudades del norte de China como Guigang, en la provincia de Guangxi, o Changsha y Zhuzhou, en la de Hunan, han comenzado a operar de forma cotidiana estos cañones en sus calles.


Una comunidad en Hunan se convirtió en un \pueblo de viudas\
Una comunidad en Hunan se convirtió en un \pueblo de viudas\" debido al gran número de hombres que murieron por cáncer" AFP 162

El costo de estos aparatos rondan los USD 93 mil, aunque sus unidades fijas resultan ser considerablemente más económicas. Empresas como Hunan Jiujiu Mining Safety Equipment aprovecharon la industrialización vertiginosa del norte de China y su consecuente polución para comercializar sus productos.


Por este fenómeno las autoridades y la comunidad asiática ha respondido de maneras insólitas. El gobierno debió detener la producción de 2.100 fábricas en Beijing porque el nivel de contaminación superaba 27 veces el máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud. En simultáneo, un restaurante de Zhangjiagang empezó a cobrarles a sus comensales un yuan (equivalente a USD 0,16) por respirar aire limpio. El comercio invirtió en máquinas filtradoras de aire y clasifica el monto de ese valor agregado en el menú.