162
162

El sindicalista jujeño Carlos "Perro" Santillán repartió un rosario de críticas contra la jefa de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala. A diferencia de las organizaciones de izquierda que pidieron esta semana por la liberación de la dirigente, el referente de los municipales de Jujuy la acusó de instalar la "narcopolítica" en la provincia y de formar "un grupo paragubernamental" dedicado a "reprimir trabajadores". Y hasta la la responsabilizó por el crimen del joven Lucas Arias, quien fue asesinado días antes de las elecciones locales.


Santillán, el histórico secretario general del SEOM que encabezó fuertes protestas contra la gestión menemista, se refirió a la detención de Sala -por instigación a cometer delitos y tumulto- e ironizó al decir que "es como que metieron a Al Capone por la falta de pago de impuestos y no puede ser eso". Acerca de la denuncia que recae sobre Sala y funcionarios jujeños por desviación de fondos públicos, Santillán indicó que "por mes ella recibía muchísima plata, millones, y todo el mundo veía salir a los punteros de ella con las bolsas o mochilas llenas de plata del banco".


En declaraciones a radio Mitre, el dirigente sindical se remitió a las investigaciones de la socióloga Laura Etcharren para decir que "Milagro Sala tendría que haber sido juzgada por instalar la narcopolítica en Jujuy" y que debería estar detenida "por haber sido la que promovió la venta de drogas" en la provincia.


Además, sostuvo que "Milagro Sala desplegó toda la actitud de ser un grupo paragubernamental dentro de la provincia de Jujuy hasta reprimiendo a trabajadores, sectores populares". En concreto, le adjudicó de ser quien "con un revolver le partió la cabeza a Lucas Arias", un dirigente social de la agrupación Corriente del Pueblo" que después del ataque, "a los seis meses murió. "Responsabilidad como la que tiene uno de los funcionarios de (el ex gobernador Eduardo) Fellner, y me estoy refiriendo a (el ex ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Luis) Consentini, que hace cuatro o cinco años hizo en su despacho una zona liberada para que le partieran a Lucas Arias en tres partes el cráneo", sostuvo. Y, denunció: "Quién hizo eso? Milagro Sala y su patota. Ella misma, con un revólver le partió la cabeza a Lucas Arias y por eso nadie la está juzgando".


 @PrensaTupac 162
@PrensaTupac 162

Santillán también apuntó contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, al señalar que "elige arreglar con los dos lugartenientes más siniestros y perversos que tenía Milagro Sala, que son (José Luis) Bejerano que apuntó con un arma a un compañero nuestro y que hoy es concejal y dueño de una red de camionetas que van y vienen de Bolivia". "Y el otro es un diputado, (Emilio) Cayo, que de ser desocupado en tres o cuatro años pasó a ser el regente de la noche jujeña teniendo cinco o seis boliches, multimillonario", agregó.


Por último, Santillán describió a Milagro Sala como "una cobarde" que "se rodea de mafiosos y desde ahí insulta". "Ella viene de las clases populares y siempre estuvo amparada por alguien. Es una mujer de temerle, no por ella, sino por los patoteros que lleva siempre", concluyó.