Camila Mateos, actriz de Esperanza mía, contó frente a la cámara de Teleshow cómo se enteró que integraría una de las tiras más exitosas de la TV. "Estaba de viaje con unas amigas. Cuando me conecté a wifi, me percaté de que tenía un mensaje de mi representante. En ese instante la llamé desesperada a mi mamá para que hablara con él. A los cinco minutos me mandó un audio a los gritos comunicándome la noticia. Recuerdo que mis compañeras se pusieron a saltar arriba de la cama", expresó.

Camila, gracias a su participación en la novela de canal 13, tuvo un año exitoso. En la entrevista a Teleshow, manifestó cuál es su relación con la fama. "Queda en uno saber cómo enfrentar ese terreno. Si lo encarás desde un lugar más maduro, entendés que la exposición no te hace ni más ni menos que nadie. El lado negativo es que en algún momento, el reconocimiento te puede llegar a jugar en contra. En algunos casos, percibo que a muchas actrices se les falta el respeto como profesionales y como mujeres y no me parece bien".

A pesar de tener el presente laboral que anhelaba, en el plano sentimental todavía no encontró alguien que la apasione. "Los hombres se me acercan menos que antes. Igual siempre me costó enamorarme. También me pasa que fui reforzando algunos aspectos íntimos y por eso soy difícil de convencer. Al igual que Malena Pichot, pienso que los hombres son unos boludos, pero no los meto a todos en la misma bolsa. Confieso que lloré mucho por hacer sufrir al otro, pero nunca porque me algún chico me dejó".

Mateos tiene un futuro laboral prometedor y sueña con seguir los pasos de una reconocida actriz: "Me gusta mucho la carrera de Julieta Díaz. Tengo una especie de fanatismo por ella, la sigo en twitter y veo cada uno de sus trabajos. Algún día me encantaría conocerla personalmente y trabajar junto a ella".

Agradecimientos: DelfinaSeiffert.com