162
162

El sábado pasado, la esposa del fiscal federal Federico Carniel recibió en el vidrio de su auto en Resistencia, Chaco, un mensaje al menos perturbador. "Cuidate mucho y cuidá a tu familia", rezaba el texto. No era algo nuevo para Carniel; él había recibido una misiva similar en su vehículo en septiembre pasado. No era algo inesperado, por otra parte: ese mismo mes, Carniel lograba junto al fiscal general salteño Carlos Martín Amad una condena narco histórica como funcionarios de juicio de la causa "Carbón Blanco", uno de los botines de cocaína más grande de la historia reciente: 1057 kilos que viajaban disimulados a Europa. El abogado Carlos Salvatore y el empresario futbolístico Patricio Gorosito, señalados como cabecillas en la trama, recibieron 21 y 19 años de cárcel respectivamente, con otros tres imputados que recibieron penas de 17 a 12 años.

Hoy a las 14 horas fue el turno de Amad para recibir una nueva intimidación. Esta vez, los encargados de amenazar a un funcionario público fueron un poco más temerarios. La nota no apareció pegada en su auto, sino directamente en la puerta de su fiscalía en los tribunales de Salta capital. El texto decía: "Amad cagón te mandaron lejos pero igual la vas a pasar mal, en Salta tenemos amigos, cuidate mucho y cuidá a tu familia".

"Es un golpe que uno no se esperaba, sobre todo por la forma. O sea, fue en la entrada de la fiscalía, que está dentro del edificio de Tribunales. Los tipos la dejaron en el piso. Salíamos con la secretaria, ella pisa un papel y lo levanta. 'Esto no es mío, es una amenaza', me dijo. Hice la denuncia para que se disparen los protocolos de seguridad", relata Amad a Infobae: "Se ve que algún callo hemos pisado".

La amenaza que recibió Carniel el sábado pasado llevó a una reacción rápida del Ministerio Público con refuerzo de la custodia de ambos fiscales. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se comunicó con Amad y Carniel y mañana por la tarde recibirá al fiscal Diego Iglesias, cabeza de la PROCUNAR, el ala del MPF que investiga delitos de tráfico de drogas para evaluar la situación.

Iglesias apunta a Infobae: "Los amenazan con dos días de diferencia y las notas son muy similares en formato". Para Iglesias, el contexto no parece casual: Patricio Gorosito recibió recientemente el beneficio de prisión domiciliaria, algo que Iglesias, Carniel y Amad apelaron fuertemente. Por otra parte, Salvatore está en la mira de la PROCUNAR en cinco causas distintas, una de ellas en el Juzgado Federal N°2 de Lomas de Zamora con una indagatoria pedida en su contra también por el tráfico de otra tonelada de cocaína que data de 2001 en una mecánica similar a la de "Carbón Blanco" que salieron de Campaña y llegaron a Valencia, España. Hay antecedentes más temibles: está por resolverse la situación procesal de Salvatore, hoy preso en Ezeiza, en la Justicia federal por amenazas de muerte a la jueza Zunilda Niremperger.