Hadassah atiende tanto a víctimas del terrorismo como a los propios atacantes AFP 163
Hadassah atiende tanto a víctimas del terrorismo como a los propios atacantes AFP 163

La creación del primer hospital de Hadassah en la calle Neviim de Jerusalén (la calle de los Profetas), fue un regalo de la familia Rothschild en 1918. Luego, el Centro Médico Universitario fue creciendo hasta contar con dos establecimientos en la capital israelí.

Actualmente poseen tienen 1.000 camas, 31 quirófanos, nueve unidades de cuidados intensivos especialmente orientados y cinco escuelas de profesiones médicas.

El doctor Asher Salmon, director adjunto del Centro Médico Hadassah Ein Kerem de Jerusalén Mosaico 163
El doctor Asher Salmon, director adjunto del Centro Médico Hadassah Ein Kerem de Jerusalén Mosaico 163

Su filosofía es de igualdad de oportunidades de tratamiento y de empleo, por eso la organización médica tiene como uno de sus conceptos principales que "la medicina sirve como un puente hacia la paz".

Desde hace muchos años Hadassah proporciona servicios médicos a los palestinos que viven en Cisjordania y la Franja de Gaza. Además, está involucrado en numerosos programas de cooperación con hospitales y personal médico palestino.

"La ética judía nos dice que tenemos que dar tratamiento a cualquier herido, incluso si es un terrorista, un atacante", aseguró el doctor Salmon, quien además de su cargo directivo es el jefe del departamento de oncología.

LEA MÁS:

"Desde el momento que ingresa, nosotros debemos hacer lo mejor que podamos y debe recibir el mejor tratamiento", reconoce y dice que los profesionales de la salud allí deben actuar para salvarle la vida a cualquier paciente porque "el sistema legal se encargará de juzgar al terrorista".

El Centro Médico Hadassah posee dos hospitales universidades los cuales se encuentran en Ein Kerem, una antigua ciudad dentro de las actuales límites de de Jerusalén, y en el Monte Scopus, situado en el nordeste de la ciudad.

El Centro Médico Hadassah Ein Kerem de Jerusalén AP 163
El Centro Médico Hadassah Ein Kerem de Jerusalén AP 163

Lo peculiar del establecimiento no es su importante cantidad de médicos, alumnos o residentes palestinos, sino su lema y misión: "Extender la mano a todos, sin distinción de raza, religión u origen étnico".

Justamente, esa postura no queda solamente en palabras, sino que las acciones diarias lo demuestran: "En este momento tenemos unos 5 terroristas que están internados en el hospital", contó Salmon el pasado miércoles, un día en el que se registraron diversos hechos de violencia en Israel.

"Lamentablemente cuatro nuevas víctimas llegaron hoy por ataques a la sala de emergencia", explicó.

Odel Bennett junto a su madre y su hijo luego de un ataque con arma blanca que la hirió a ella y a su hijo, y mató a su esposo  AP 163
Odel Bennett junto a su madre y su hijo luego de un ataque con arma blanca que la hirió a ella y a su hijo, y mató a su esposo  AP 163

El profesionalismo a pesar de todo

Más de 20 miembros del personal del hospital murieron o perdieron familiares cercanos durante levantamientos palestinos u ataques terroristas en la última década.

A pesar de esta situación, el director adjunto del Centro Médico, quien ocupa el cargo desde diciembre de 2014, rescata y destaca el profesionalismo de los doctores: "No tenemos problemas con nuestros empleados por tener que atender a los terroristas. Entienden y saben que si son parte de Hadassah tienen que darle tratamiento a cualquier paciente. Obviamente todos tenemos emociones a raíz de las situaciones que se están viviendo, pero en el momento que tenés que encargarte de una persona que ingresa, se debe ser profesional".

"A veces existen problemas con las víctimas que no entienden la situación", reconoce Salmon.

"A veces los terroristas y sus propias víctimas están en la misma habitación", explicó Salmon

"Circunstancialmente sucede que los terroristas y sus propias víctimas están en lugares muy cercanos dentro del Hospital o a veces en la misma habitación", detalló. A pesar de los intentos de "separarlos", asegura que ocasionalmente "cuando la unidad de emergencia está colapsada", un victimario puede estar en el mismo cuarto, en una cama a metros de la persona que minutos atrás agredió o intentó asesinar.

"Es una situación complicada, emocional", explica. El principal problema, detalla, no son las víctimas quienes están siendo tratadas, sino que lo son "las familias" ya que no sólo tienen a pocos pasos a la persona que quiso terminar con la vida de su familiar, sino que no entienden por qué el terrorista está siendo atendido de la misma manera y a veces por los mismos profesionales que el agredido.

Una mujer palestina y su esposo visitan a una terrorista que hizo detonar un explosivo contra la Policía AP 163
Una mujer palestina y su esposo visitan a una terrorista que hizo detonar un explosivo contra la Policía AP 163

Al consultarlo sobre cómo reaccionan aquellos médicos que han sufrido en carne propia ataques o han perdido algún miembro de su familia, el doctor Salmon destaca que desde el primer momento lo acompañan tanto "emocional" como "psicológicamente". Pero que de todas formas "ellos tienen que ser profesionales a la hora de actuar".

El difícil día a día

"Es una situación complicada, y eso es algo interesante y único en Israel, y especialmente en Jerusalén, algo que en otros lugares es imposible de entender", detalló.

Actualmente entre 30 y 40 palestinos se encuentran en entrenamiento en el Centro Médico Hadassah

"Nosotros tenemos 30 o 40 palestinos dentro del hospital que están en entrenamiento y esto en medio de la situación que estamos viviendo, porque ellos tienen que tratar a las víctimas y a los atacantes, los cuales son palestinos, y esta es una situación muy sensible y tenemos que encargarnos de ellos", remarcó Salmon.

Justamente, el director adjunto semanas atrás fue centro de las miradas de la prensa luego que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijera públicamente que el niño terrorista Ahmed Mansara, quien atacó con arma blanca a dos ciudadanos israelíes, fue "ejecutado a sangre fría" por las fuerzas de defensa.

Ahmed Mansra en el hospital Hadassah de Jerusalén
Ahmed Mansara en el hospital Hadassah de Jerusalén luego de atentar contra civiles

A raíz de las declaraciones, el Centro Médico, en voz de Salmon, desmintió las acusaciones y proporcionó a la prensa fotos y videos del joven cuando recibía tratamientos y comida.

"Nunca la situación es fácil, ni en nuestro país, ni en nuestra ciudad, ni en nuestro hospital", exclamó.

Un slogan hecho realidad

"Cuando uno salva la vida de un terrorista que mató a un israelí, uno tiene, sin duda, una carga emocional importante", reconoce el especialista en cáncer de mama, pero deja de lado cualquier tipo de dudas: "Es nuestra obligación ética y legal, entonces la debemos hacer y lo mejor que podamos. Después si asesinó será condenado por la Justicia".

"Todo profesional médico tiene que tener esta ética. Nosotros somos doctores y debemos tratar a toda persona sin importarnos su historia, lo que hizo, su nacionalidad, su raza o género", añadió.

Una mujer palestina y su esposo visitan a una terrorista que hizo detonar un explosivo contra la Policía AP 163
Una mujer palestina y su esposo visitan a una terrorista que hizo detonar un explosivo contra la Policía AP 163

En ese sentido fue contundente al aclarar que sus dichos "no son un slogan", sino que la medicina "es la única profesión donde se tiene esta obligación ética que se debe ejercer".

Por último, al referirse a su visión personal de los hechos se mostró preocupado por el grado que está tomando el conflicto: "Esta situación no es fácil, mi familia está en Jerusalén, mis hijos circulan por la calle. Es una etapa muy estresante para todos nosotros y esperamos que esto mejore".

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, junto a Nil Barkat, su par de Jerusalén, en su visita a Hadassah AP 163
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, junto a Nil Barkat, su par de Jerusalén, en su visita a Hadassah AP 163

"Creo que los políticos y líderes tienen que tomar la responsabilidad para realizar acciones para mejorar la situación", esgrimió.

"Hay víctimas en ambos lados, los árabes y los israelíes están sufriendo de una manera que no creo necesaria. Como persona espero que los líderes de ambas partes pongan manos en el asunto y solucionen esto", culminó.