162
162
 Shutterstock 162
Shutterstock 162

Cualquier veraneante que pasaba por su puerta en la avenida Leandro N. Alem y veía sus luces lo sabía: ahí se vendía sexo del caro. Cien dólares la hora era una cifra posible en el tarifario. Durante poco menos de una década, el bar Madaho's -a pocos metros del hotel Sheraton- fue un clásico de la clandestinidad marplatense. El sexo, bajo el sistema de "copas", no ocurría ahí, sino en hoteles vecinos. Llevarse una chica de allí no era barato, por otra parte. Una botella de champagne podía costar cerca de tres mil pesos; las chicas mismas debían encargarse de cobrarlas.

Cuando el 19 de septiembre pasado, luego de meses de investigación e inteligencia con teléfonos intervenidos, la Policía de Seguridad Aeroportuaria allanó el lugar bajo las órdenes del fiscal federal Pablo Larriera y el juez Santiago Inchausti, había casi 30 mil pesos en la caja registradora, en un comercio que operaba voluminosamente con tarjetas de crédito. 50 clientes masculinos se hallaban en el lugar según fuentes oficiales, algo llamativo para una fecha fuera de temporada. Junto con ellos, 24 mujeres, la amplia mayoría marplatenses, lo que motivó una causa por trata de personas bajo sospechas de un régimen de sumisión y explotación. Eso no era todo, sino lo más evidente.

Madaho's era controlado por una SRL bajo la razón social de Rolafa, integrada principalmente por tres nombres: Mario Alberto Sasiaín, Mario Alejandro Lafalce y el contador Daniel Alberto Fay, titular del estudio que llevaba su apellido, uno de los más reconocidos en la zona. Para la Justicia, Rolafa SRL resultó la punta de un gran iceberg financiero, y la razón principal de una pregunta elemental: a dónde fue el dinero ganado por presuntamente explotar mujeres en el mayor prostíbulo VIP de todo Mar del Plata. El fiscal Larriera -sucedido hoy en la instrucción de la causa por su colega Nicolás Czizik- presentó ante el juez Inchausti un requerimiento de instrucción por el delito de lavado de activos. El juez Inchausti aceptó; una investigación paralela fue generada.

Hoy, Sasiaín, Lafalce y Fay están libres, excarcelados bajo cauciones jugosas. Sasiaín fue el último en entregarse; tras un tiempo prófugo, se presentó cuando la Cámara Federal le concedió la exención de prisión. Su madre, Etelvina Fagoaga, resultó sorprendentemente ser la cuarta socia de Rolafa. Pero las chances de un juicio oral y público para el año que viene no son menores. La Cámara marplatense aceptó la acusación pero bajó la carátula de "trata de personas" a "explotación de la prostitución ajena", algo que fue apelado por el fiscal general Daniel Adler. La causa por lavado de activos, por su parte, avanza.

Cuando fue allanado, en el lugar había 24 mujeres y 50 hombres

Un detallado informe de la OFINEC, la Oficina de Investigación Económica y Análisis Financiero, dependiente del Ministerio Público Fiscal, en tareas conjuntas con la PROCUNAR, es la principal herramienta. Infobae tuvo acceso a sus contenidos. Allí, se detalla toda una trama que rodea a Rolafa y a Sasiaín, Lafalce y Fay: sociedades anónimas y SRLs generadas entre ellos junto a otros nueve socios a lo largo de diez años, pasivos, activos y patrimonios netos, acreditaciones bancarias, casas, autos y hasta una embarcación, con el estudio de Fay como principal autor aparente de toda la ingeniería contable. El fiscal Larriera y la PROCUNAR consideran que los números no cierran de cara a los balances y la lista de bienes. La sospecha, para ellos, es una: se trataría de lavado de dinero de la prostitución.

Una década ganada y hot

Rolafa SRL, registrada bajo el rubro de "servicios de bares y confiterías" con la dirección de Madah's en la avenida Alem como domicilio legal y fiscal, había tenido un salto cuántico. Información de la AFIP volcada en el informe detalló las acreditaciones bancarias: pasó de 1.3 millones de pesos en 2012 a más de 5 millones en 2013. Esto es lo declarado en blanco. Sin embargo, fuentes cercanas al expediente indican que el monto real podría ser el doble. En total, desde 2002 y hasta este año inclusive, Rolafa acreditó en sus cuentas más de 12 millones de pesos. Las sucesivas declaraciones juradas aportaron información reveladora. El período 2013 acusó ventas por más de 4 millones de pesos, frente a solo 904 mil del ejercicio anterior.

El activo de la firma consistió de poco más de un millón de pesos, frente a un pasivo de 632 mil y un patrimonio neto de 420 mil, variable que tuvo un crecimiento sostenido desde el 2004, en vez de una aceleración disparada. El informe de OFINEC nota que los activos de Rolafa aumentaron desde el 2004, así como su pasivo y su patrimonio neto. Sin embargo, la empresa, sorprendentemente, no obtuvo resultados positivos en ningún período. Un posterior análisis reveló que la empresa no obtuvo utilidades, ya que los costos alcanzaron un volumen igual o mayor que el de las ventas. Al menos tres estados contables fueron firmados por auditores que estarían vinculados al estudio de Daniel Fay, entre ellos Diego Fay, hermano y socio del contador en el estudio.

El esquema se repite a través de las diversas sociedades. Safago SRL, integrada por Sasiaín y Fay, arrojó para 2011 un activo de 2.1 millones, un pasivo de 1.3 y ventas por 6.5 millones. Las acreditaciones totales de Safago, de acuerdo a la AFIP, superan ampliamente a las de Rolafa, con un total de 36.2 millones de pesos en el período 2002-2013. La sociedad MDQ Pade, entre Sasiaín y una mujer brasileña, Patricia Diniz, resultó ser titular de una camioneta Honda Pilot, que usualmente tiene un valor en el mercado de usados de 400 mil pesos, tramitada en 2012.

El estudio Fay, por su parte, tramitó un una Ford Ecosport en el 2014, y una embarcación llamada "Charly". Buemar SRL, integrada por Daniel Fay, acreditó 6 millones de pesos entre 2007 en 2001. En 2009, marcó un activo de 764 mil pesos frente a un pasivo de 480 mil, con ventas por 2.1 millones de pesos. Dacardie Hermanos SRL, otra sociedad de los hermanos Fay, resultó ser titular de un inmueble en la calle Catamarca, a pocas cuadras de la plaza España y la costa. Sus cuentas corrientes en bancos como el Galicia y el HSBC, curiosamente, no informaron acreditaciones, a pesar de ventas por 3.3 millones de pesos en 2014 y 3.2 millones en 2013. En diez años de actividad, el pasivo total representó el 90% de los activos de Dacardié. En 2010-2013, el financiamiento bancario que obtuvo, marcó la OFINEC en su informe, no fue superior a 20 mil pesos.

Las conclusiones que hace la OFINEC con respecto a estas composiciones societarias son por lo menos curiosas. Una es el alto endeudamiento que registran: en 2014, por ejemplo, Dacardié tuvo el 94% de sus bienes financiados con deudas. Rolafa, por su parte, no declaró resultados positivos por su actividad económica entre 2001 y 2012. En 2013, el estudio Fay, asegura el informe, declaró 18 mil pesos de ingresos, los más altos de su vida societaria.

Hoy los acusados están libres

Lo que tenemos todos

Hay un punto que enerva particularmente a la OFINEC y a la PROCUNAR: la posible existencia de testaferros.

La base de propiedades de la AFIP arrojó que Daniel Fay resultó el dueño parcial o total de una lista de siete propiedades en Mar del Plata, entre los que estaría el que corresponde a Madaho's. Hay direcciones en las calles Colón, Garay, Alem, Viamonte y Saavedra. En 2013, declaró ingresos gravados por 377 mil pesos, 272 mil el año anterior. En cuanto a Mario Lafalce, resultó ser titular en un 50% de una propiedad en la calle Ortega y Gasset y dueño total de otra en la calle Caraza y de un Citröen C4 de cinco puertas tramitado en 2012. Extrañamente, Lafalce declaró ganancias solo por dos períodos, un número promedio de 2.850 pesos por mes. Después, su CUIT quedó inactivo.

Gustavo González, miembro de Buemar, una sociedad integrada por Fay, es co-titular según la base de la AFIP de cuatro propiedades en Mar del Plata. Otro nombre investigado como presunto partícipe en la trama aparece como dueño parcial o total como propietario al 100% de cinco inmuebles en Mar del Plata y Balcarce, más un Volskwagen Vento que data de 2013.

Mario Sasiaín no tiene autos a su nombre. Pero Denize Bezerra de Souza, parte de MDQ Pade SRL, aparece como titular de un Honda Fit y un Citröen C3 y Patricia Diniz tiene a cargo un Peugeot 308 Feline tramitado en septiembre de 2013, un auto que supera los 160 mil pesos en el mercado. Sus ingresos gravados para 2013 son de 12.500 pesos.

¿Cómo explican todo este escenario financiero los socios de Madaho's? Para César Sivo, abogado defensor de Daniel Fay, lo que plantea la OFINEC y la Justicia federal marplatense es una fantasía sesgada, una suerte de revancha judicial luego de que la Cámara negase la carátula de trata de personas. "Entramado de sociedades que mencionan es irreal. Son sociedades de distintos momentos y con distintas explotaciones. Podés entender un entramado cuando ponés terceras personas. Siempre están en cabeza de ellos. El análisis que hace PROCELAC es atemporal", dice Sivo. En cuanto a las propiedades, asegura que "no hay un crecimiento desmesurado en lo que hay a propiedades; para comprar propiedades tenés que pasar por AFIP, siempre fue plata blanca".

Sivo continúa: "La imputación es a partir del 2012. Todo lo anterior proviene de actividades lícitas, los posteriores también. Más allá de eso, todo lo que fuera patrimonio no puede ser objeto de persecución. Sería una contradicción. No se puede decir que desde 2012 para atrás hay algo que haya un beneficio ilícito. Sería demencial que alguien que quisiera lavar dinero lo declare fiscalmente. No tiene sentido nada de lo que se dice". El abogado, por otra parte, anuncia que presentará documentación para contrarrestar al informe de OFINEC y PROCUNAR.