EFE 163
EFE 163

Rafael Esquivel nació en Tenerife, España, en 1946; y desde 1988 está al frente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF). Casi 30 años en el poder de un deporte cada vez más popular en su país, le sirvieron para manejar distintas situaciones. Siempre fue blanco de halagos pero también de críticas. Y justamente una de las cuestiones que más se le reprocha es su "perpetuidad" en el sillón.

Algunos incluso se animaron en más de una oportunidad a compararlo con el histórico dirigente argentino Julio Grondona, del que se dice que "aprendió mucho". Mientras que el argentino decía su típica frase "todo pasa", el venezolano se encargó de estampar su marca registrada: "Dios te bendiga".

En 2007, Rafael Esquivel supuestamente pidió cerca de $1 millón a Traffic Sports a cambio de seguir dando su apoyo para que conservara los derechos exclusivos de publicidad de la Copa América

En su tiempo libre, este español que se siente un venezolano más, suele disfrutar de su familia y de una actividad que le apasiona además del fútbol: la pesca.


Una vida dedicada al poder

Nació en España, pero a los cuatro años llegó a Venezuela, país al que adoptó como propio y del que no se quiso ir nunca más. Con 21 años de residencia en Venezuela, tras huir de la dictadura de Francisco Franco, decidió instalarse en Margarita para comenzar una vida de empresario. En ese momento abrió una oficina bancaria.

Allá por 1972 se puso al frente de la Asociación de Fútbol del Estado Nueva Esparta y se convirtió en uno de los vocales de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF). En 1987 se transformó en el vicepresidente de la entidad y en la mano derecha del presidente René Hemmer, quien murió al año siguiente y dejó las riendas en manos del hombre nacido en Tenerife.

"Siempre está pendiente del detalle"

"Siempre está pendiente del detalle". Así lo describió uno de sus compañeros de labores, Napoleón Centeno, ex coordinador de selecciones de Venezuela, en diálogo con el diario La Verdad: "Él es muy diferente de lo que la gente piensa".

En un perfil publicado por el mismo periódico hace un tiempo, se cuenta que Esquivel es señalado de corrupto por tener una vida económica holgada que crece en paralelo con su estadía en el cargo como jerarca del balompié vinotinto.

Fue acusado de ganar más dinero que los equipos del país

Una de las denuncias que cayó sobre su nombre la lidera Felipe Pachano Rivera, director suplente de la FVF en 2005, al realizar "señalamientos de presuntas irregularidades administrativas", pero no procede a más.

También fue acusado de ganar más dinero que los equipos del país y ser uno de los multimillonarios que maneja Conmebol, situación sobre la que afirman "tener pruebas", y lo expone José Luis Chilavert, ex portero del combinado paraguayo.