A raíz de la falta de espacio en la consideración de Marcelo Gallardo, aun en medio de un presente preocupante para River por la acumulación de jugadores lesionados, Osmar Ferreyra tomó la difícil decisión de abandonar al club de sus amores y continuar su carrera en otra institución de Primera División.


Debido a que Lucas Krupszky sufrió la fractura del quinto metatarsiano del pie derecho y necesitará varios meses de recuperación para retomar la actividad futbolística, Atlético de Rafaela se contactó con el "Malevo" y le hizo un ofrecimiento formal para sumarlo al plantel que conduce técnicamente Roberto Sensini.


Después de meditar los pasos a seguir con su círculo íntimo, el ex San Lorenzo se inclinó por cambiar de aire para ganar continuidad y en las próximas horas firmará la rescisión de contrato con el "Millonario" para viajar inmediatamente a Santa Fe e incorporarse a su nuevo equipo. "Si Dios quiere, mañana formalizaremos todo. El sábado hablé con el jugador y el domingo se decidió. Ayer hablé con Matías Patanian y me dio el OK", expresó Juan Cruz Oller, el representante, en América&Closs de Radio América.


Ferreyra, de 32 años, vestirá la cuarta camiseta en un elenco del país, teniendo en cuenta que también integró las filas de Independiente en el pasado. "Por lo que tengo entendido, el jueves debería llegar a la ciudad y el viernes ya concentraría para el fin de semana. Necesitaban un jugador con buena pegada en pelota parada, encajaba muy bien", mencionó el apoderado del jugador que volvió a River a mediados de 2013.


Atlético de Rafaela, que marcha en la última colocación de la tabla de posiciones con 2 unidades, viene de rescatar una igualdad ante Rosario Central, pese a las múltiples bajas por una epidemia de paperas en el seno del plantel.