Conectado a una vía de oxígeno, se puede ver a Roberto Gómez Bolaños el 31 de agosto de 2014 en su residencia de Cancún, donde pasó sus últimos instantes de vida hasta que se conociera su fallecimiento este viernes 28 de noviembre, a los 85 años. La imagen fue subida a la cuenta de Twitter @chavodel8tv.

El creador de personajes como Chespirito, El Chapulín Colorado y El Chavo del 8, murió a las 1.15 pm hora local rodeado por su familia en su casa. Desde hace varios meses Gómez Bolaños ya no se levantaba de la cama, aquejado de diversos problemas de salud, entre ellos varios respiratorios.

El actor, siempre con el buen humor que lo caracterizaba, atribuía sus problemas de salud a que durante más de 40 años "corrió sin aceite" en numerosas giras de trabajo.

Cuando sus problemas de salud se agudizaron, Chespirito fijó su residencia en Cancún, donde solía frecuentar lugares públicos y compartir con la gente.


Gómez Bolaños fue una figura muy popular en América Latina por sus series de televisión "El chavo del ocho" y "El Chapulín colorado", hasta el punto de que se convirtió en uno de los mexicanos con más seguidores en Twitter, con 6,6 millones de seguidores.

El comediante manejaba su cuenta en la red social, que durante los últimos meses se convirtió en el único contacto con su público.

En febrero de 2012 recibió un gran homenaje en el Auditorio Nacional de la capital mexicana, donde, ayudado de una bombona de oxígeno y sentado en una silla de ruedas, disfrutó de los regalos de artistas y seguidores de los 17 países que se unieron para el evento.