Quién es Guillermo Karcher

El día que Bergoglio se presentó al público por primera vez como Francisco, este sacerdote argentino, que cumple funciones de protocolo en el Vaticano desde hace más de 20 años, estaba a su lado en el balcón

 JunínYa 162
JunínYa 162

Guillermo Karcher es un cura argentino de 50 años que vive en Roma desde el año 1993, y desde entonces se ha desempeñado en diferentes oficinas vaticanas. Actualmente integra el equipo de ceremonial de la Santa Sede.

En septiembre de 2013, vino a la Argentina para organizar la ceremonia de beatificación del cura Brochero y en aquella ocasión, Infobae entrevistó a este funcionario vaticano y él mismo explicaba así sus funciones: "Soy uno de los ceremonieros, maestro de ceremonias, de la Oficina de Protocolo de la Secretaría de Estado. Y soy el que, hace hoy exactamente 6 meses, estaba al lado del papa Francisco teniéndole el micrófono, porque era el maestro de ceremonias y tenía a mi lado a quien hasta ese momento había sido mi obispo".

En efecto, desde diciembre de 2006, Karcher es "cerimoniere pontificio", integrante del "Ufficio delle Celebrazioni Liturgiche del Sommo Pontifice", tal el nombre italiano de la oficina en la cual se desempeña. Es un organismo autónomo de la Curia que se ocupa de todo lo referido a la organización de las celebraciones litúrgicas –que son muy relevantes en la vida cotidiana de la Santa Sede-, tanto del Sumo Pontífice, como las que se realizan en su nombre.

  162
162

Antes, Karcher había trabajado en Asuntos Generales de la Secretaría de Estado vaticana.

En 2009, encabezó en el Vaticano una misa en la que se rezó por el eterno descanso del ex presidente Raúl Alfonsín. Ha regresado al país en reiteradas oportunidades, no sólo por motivos familiares, sino en su calidad de funcionario de la Santa Sede.

En la Catedral metropolitana de Buenos Aires, en el año 1992, Karcher había sido el encargado de organizar la ceremonia de consagración episcopal de Jorge Bergoglio, hasta entonces sacerdote jesuita.

Un año después, en 1993, Karcher se mudó a Roma. "Pero me sigo sintiendo un sacerdote de Buenos Aires", dice.

En cuanto a los cambios en el protocolo desde que Jorge Bergoglio es papa, Karcher dijo en aquella entrevista con Infobae: "Se simplificó todo mucho. A él le gusta lo esencial, lo directo, y bueno, nos estamos adecuando a eso. (...) Además de las audiencias que tenían los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, a los cuales también serví, en el caso de Francisco se suman muchas otras de gente más allegada, más amiga, porque él le da mucha importancia a la amistad, y a todos les da espacio, les da tiempo. Es decir no solamente recibe a jefes de Estado, de Gobierno, ministros, sino que también llega mucha gente, por decirlo de algún modo, común. Pero para él todos son importantes. Y para mí es una responsabilidad muy linda estar cerca del papa Francisco".

En los videos del histórico momento en que Jorge Bergoglio salió por primera vez al balcón que da a Plaza San Pedro, puede verse el instante en que, segundos antes de hablar a los fieles, el flamante pontífice, aún no acostumbrado a los protocolos de su nueva función, intenta tomar él mismo el micrófono y entonces, reconociendo a Guillermo Karcher, dice: "¿Ah, lo hacés vos?".

De hecho, no le correspondía a Karcher ese día asistir al nuevo Papa. Así lo relató él mismo a Infobae: "Ese día yo tenía otra función pero, minutos antes de la elección, le dije al otro encargado, mi compañero de tareas, 'si saliera Bergoglio –porque en ese momento tuve una intuición- ¿cambiamos el libro con el micrófono?' y él me dijo, descreído, 'sí, pero no va a salir nunca Bergoglio'. Sin embargo, cuando se abrió la puerta y apareció el cardenal de Argentina vestido de blanco, cumplió su palabra y me dijo 'agarrá el micrófono, nomás".

En el marco de su función, Karcher ve al Papa todos los días. De hecho, Bergoglio lo envió como maestro de Ceremonias del Cardenal Amato cuando éste vino a la Argentina para presidir el rito de beatificación del cura Brochero.