162
162

Laclau, autor de La Razón Populista, de 2005, en una de sus últimas intervenciones en el debate político argentino, se manifestó a favor de una reforma constitucional que permitiera la reelección indefinida de los presidentes.


Algunas de sus definiciones fueron las siguientes:

-"El populismo no es en sí ni malo ni bueno: es el efecto de construir el escenario político sobre la base de una división de la sociedad en dos campos. Puede avanzar en una dirección fascista o puede avanzar en una dirección de izquierda".


-"Cuando las masas populares que habían estado excluidas se incorporan a la arena política, aparecen formas de liderazgo que no son ortodoxas desde el punto de vista liberal democrático, como el populismo. Pero lejos de ser un obstáculo, el populismo garantiza la democracia, evitando que ésta se convierta en mera administración".


-"La crítica clásica al populismo está muy ligada a una concepción tecnocrática del poder, según la cual sólo los expertos deben determinar las fórmulas que van a organizar la vida de la comunidad".


-"Cuando las aspiraciones democráticas de las masas empiezan a presentarse en los años 30, 40, 50, muchas veces se expresan a través de formas políticas que fueron estrictamente antiliberales, como el peronismo, regímenes formalmente antiliberales que, sin embargo, fueron profundamente democráticos porque dieron cabida a una serie de aspiraciones de las masas".


-"Creo que tiene que haber la posibilidad de una reelección indefinida, no pienso especialmente en Cristina sino en lo que tiene que ser Constitución Nacional, que no se establece en términos de una situación coyuntural tiene que ser a largo plazo. Es antidemocrático que si la gente quiere seguir votando por determinado candidato eso sea imposible por una valla legal".


-"Si bien es cierto que la aglutinación de demandas depende un poco de la figura del líder, también es cierto que el ascenso de un líder (y no de otro) depende de las demandas que están en la base. Por un lado, los gobernantes se transforman en el símbolo de los gobernados, pero por otro lado los gobernados crean las bases para la constitución de este líder".