Télam 162
Télam 162
En Neuquén casi 1.500 personas debieron ser evacuadas y la ciudad necesitará 90 días para recuperarse del desastre Télam 162
En Neuquén casi 1.500 personas debieron ser evacuadas y la ciudad necesitará 90 días para recuperarse del desastre Télam 162
DYN
DYN
 Télam 162
Télam 162
DYN
DYN
@corpus_media
@corpus_media
 Télam 162
Télam 162

Más de 1.300 personas fueron evacuadas este lunes en Neuquén capital y otras localidades de la provincia como consecuencia de la tormenta "Lucrecia", cuyo paso dejó una caída de agua récord en los últimos 40 años, que obligó a suspender las clases e interrumpir servicios, ya que anegó rutas y calles y generó numerosos inconvenientes en la  provincia.


Si bien hasta el momento las autoridades provinciales no dieron  cuenta oficialmente de la existencia de víctimas fatales, una mujer falleció  por complicaciones respiratorias al no poder ser asistida a tiempo por  los médicos a causa de la tormenta que desató ráfagas de viento de  hasta 70 kilómetros por hora.


De acuerdo a lo informado a los diarios locales por Luciana Ortiz Luna, del Servicio Integral de Emergencias de Neuquén (SIEN), familiares de la víctima llamaron por una ambulancia, pero la unidad no pudo llegar a tiempo para asistirla debido a que la zona estaba completamente desbordada por la cantidad de agua caída. El hecho ocurrió alrededor de las 3 de la madrugada, en el barrio San Lorenzo Norte, de Neuquén Capital.


Se trata del peor temporal de los últimos 40 años que dejó  miles de viviendas dañadas y una ciudad con enormes sectores  sumergidos en casi un metro de agua. Entre las 9 del domingo y las 9 del lunes cayeron 118  milímetros de agua, volumen casi equivalente a la media anual para la capital de la provincia.


Como lo habían anticipado las autoridades, la ciudad de Neuquén  colapsó completamente producto de las precipitaciones, con  problemas de comunicación y la falta de asistencia hacia muchos  damnificados.


El panorama desolador se mantuvo hasta el mediodía de ayer y el Comité  de Emergencias, dispuesto especialmente para este temporal,  decidió mantener el asueto en todos los organismos públicos, las  escuelas, el transporte y en gran parte de los comercios hasta  este martes inclusive.


      Vista aerea Neuquen

La vicegobernadora neuquina, Ana Pechén, indicó este lunes que  en la capital provincial la cantidad de evacuados superaba los 700, mientras que en toda la provincia la cifra de personas que tuvieron que dejar sus hogares rondaba unas 1.300.


El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que desde el pasado miércoles han caído 204,6 milímetros de agua en la ciudad.    Además, la vicegobernadora señaló que este lunes se comunicó con la presidente Cristina Kirchner, quien le brindó el apoyo del gobierno nacional y confirmó el envío de asistencia para enfrentar los daños causados por el temporal.


Pechén dijo que también recibieron llamados de la ministra de  Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner, y el jefe de  Gabinete, Jorge Capitanich.     La Agrupación XII "Comahue" de la Gendarmería Nacional afectó recursos humanos a las acciones de apoyo a la comunidad, evacuación y distribución de mercadería y desplegó móviles: una cocina de campaña, un camión Iveco 40.10, un Eurocargo, un camión Mercedez Benz U4000 y dos camionetas.


Pechén también confirmó que no habrá clases este martes en las localidades donde se decretó la emergencia provincial y de esta manera extendió el asueto escolar.    "Hubo daños materiales únicamente.


Estamos trabajando para tener en claro cuáles fueron todos los daños producidos. Obviamente hay daños en infraestructura, de  luz, de agua, de caminos, que trabajaremos arduamente", dijo Pechén.    Por su parte, el ministro de Seguridad de Neuquén y miembro del Comité de Emergencia, Gabriel Gastaminza, confirmó que una mujer falleció en las últimas horas de un infarto en medio del temporal, pero aclaró que no se podía afirmar que "tenga vinculación directa con el evento climático".


Las autoridades recomendaban a la gente que se abstenga a salir de sus casas por las numerosas arterias y rutas anegadas por el agua y el barro.    Con relación a las rutas provinciales, el funcionario neuquino aseguró que "la situación estaba complicada, especialmente entre Piedra del Águila, Picún Leufú, El Chocón, Arroyito y toda la zona de Añelo y El Chañar".


En el Centro de Operaciones de emergencia que se montó en el  edificio de la Jefatura de Policía indicaron este lunes que se registraban 791 evacuados en la ciudad de Neuquén, 270 en  Plottier, 30 en Senillosa, 25 en Cutral Co, 65 en Añelo, 5 en Centenario 5 y 34 en el paraje China Muerta.


Pechén, el ministro de Seguridad Gabriel Gastaminza y el  secretario de Coordinación de Gabinete de la ciudad, Marcelo  Bermúdez, realizaron un sobrevuelo en helicóptero por la zona más  afectada.    Por su parte, la directora provincial de Defensa Civil, Vanina  Merlo, dijo que se espera que la lluvia continúe y remarcó que  "fue fundamental la colaboración del Ejército y Gendarmería" para  trasladar a los evacuados.


El intendente Horacio Quiroga aseguró  que el temporal de lluvia de los últimos días "destrozó" la ciudad  y agregó que "tuvimos suerte en la desgracia porque no tuvimos que  lamentar ninguna pérdida humana".    "El 80 por ciento de las calles están inundadas", dijo Quiroga  y adelantó que "vamos a ir recuperando la normalidad de a poco".


La desesperación se apoderó de miles de neuquinos que relataron  a través de los medios de comunicación y las redes sociales las  graves consecuencias de "Lucrecia", que en muchos casos devastó  sectores cercanos a los ríos Limay y Neuquén por la acumulación de  las lluvias.


El agua escurrió durante toda la mañana desde lo alto de las  bardas, en la zona más elevada de la ciudad, generando verdaderos  arroyos en el medio de las calles de tierra y socavando miles de  viviendas a su paso.    En la zona más baja se acumuló el agua de tal manera que las  casas se confundían con el cauce natural del río Limay.


Durante esta jornada, la intensidad de la lluvia decreció después del mediodía y trajo algo de alivio.    En tanto, los neuquinos mantenían su preocupación debido a que el SMN mantuvo en la tarde de este lunes una alerta por probables lluvias intensas y vientos fuertes para la provincia.


El domingo, el gobierno provincial decretó la emergencia climática, que invitó a adherir a los municipios y comisiones de fomento y a los poderes Legislativo y Judicial.    Las medidas adoptadas por el Comité de Emergencia incluyeron la suspensión de clases en la zona este de la provincia, que abarca los distritos de Cutral Co y Plaza Huincul, Zapala y Mariano Moreno, Centenario, San Patricio del Chañar, Añelo y Rincón de los Sauces, Plottier, Senillosa, China Muerta y Villa El Chocón.


También estuvo suspendido el servicio de transporte urbano en la ciudad de Neuquén.    Los comercios mantuvieron sus puertas cerradas este lunes, teniendo en cuenta que no hubo servicio de transporte y para quienes viven alejados de sus lugares de trabajo fue prácticamente imposible llegar a destino.


"Lucrecia", bautizada así desde las redes sociales, llegó a la región durante la madrugada de este lunes con precipitaciones de más de 100 milímetros y ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora.


La lluvia se inició el miércoles en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, pero las autoridades habían anticipado la tormenta principal para este lunes, con la posibilidad de que sea tan  devastadora como la registrada en esta región en 1975 y que causó  la muerte de unas 20 personas en la capital provincial.


La Ruta Nacional 22, que atraviesa de este a oeste la ciudad  elevada unos dos metros de altura con relación al resto de las  calles, se transformó en un dique que contuvo el agua y generó la  inundación completa de un gran sector comercial.


Las lluvias que azotaron a las ciudades de Neuquén, Cipolletti,  Plottier, Senillosa y China Muerta, a la vera del Limay; y a las  localidades de Centenario, Cinco Saltos, Vista Alegre y Campo  Grande, a orillas del río Neuquén, afectaron directamente a más de  300 mil personas en las últimas horas.


Poco después de las 10 de la mañana de este lunes el ministro  de Salud de la provincia, Rubén Butigué, informó que doce  pacientes del hospital Bouquet Roldán, en el "bajo" de la capital  neuquina, fueron evacuados por la inundación y derivados a otros  nosocomios de Neuquén y Plottier.


Desde el mediodía cinco rutas provinciales y nacionales  quedaron anegadas por acumulación de agua en la calzada y  prácticamente sitiaron a las ciudades de Neuquén, Plottier y  Centenario; las más afectadas por las intensas lluvias.


Por la tarde el Gobierno dispuso que el Ejército Argentino  preste "ayuda humanitaria" en Neuquén para asistir a los  damnificados ante la emergencia climática por las intensas  lluvias.   El ministro de Defensa, Agustín Rossi, anunció que los efectivos  ya están colaborando con la provincia sureña, mediante la coordinación de la Secretaría de Coordinación Militar de  Asistencia en Emergencias, encabezada por Roberto Corti.