Como sucedió diez años atrás, en la famosa serie perdida ante Peñarol, donde quedó inmortalizado el mote de "Gallinas", River caía en la definición de Copa Libertadores. En esta oportunidad, fue en el tercer encuentro disputado en Santiago de Chile, frente a Cruzeiro, que lo venció por 3 a 2.

Este certamen quedará por siempre grabado en la memoria de los 'torcedores' de la "Raposa", como lo apodaban por entonces, como el primero de su historia. Además, pudo cortar con los 13 años sin Libertadores para elencos brasileños, que desde 1963, cuando el Rey Pelé ganó su segunda Copa, ningún otro equipo había podido destronar a los conjuntos uruguayos y argentinos.

      
                                
      

Un 30 de julio de 1976, River y Cruzeiro llegaron al desempate luego de en Belo Horizonte el local haya goleado 4 a 1 y en el Monumental el "Millonario" logre equilibrar la serie con el 2 a 1 a favor. Fue así como se llegó al tercer encuentro definitorio disputado en Chile, que se mostró muy fervorosa con el equipo brasileño.

      

Postal de aquel River: Pedro Gonzalez, Cocco, J. J. López, Beltrán y Luque

Fue una de las finales más importantes de la Copa Libertadores, debido al gran poderío de los equipos. De un lado, el River de Ángel Amadeo Labruna con grandes jugadores como Comelles, Ártico, Merlo, Sabella, Alonso, Pedro González, Luque y Más. Del otro, estrellas brasileñas como Nelinho, Zé Carlos, Roberto Batata, Palhinha, Jairzinho y Joãozinho.

El encuentro final fue uno de los más duros que se recuerda. Fue un ida y vuelta y hasta el final no tuvo un vencedor claro. Cruzeiro se puso en ventaja rápidamente y por dos goles de diferencia, con tantos de Nelinho, tras un penal de Comelles, y Eduardo. Sin embargo, River reaccionaría por intermedio de Oscar Más (también de penal) y Urquiza, tras una jugada rápida.

Cruzeiro (3) - River (2). Final Copa Libertadores (1976)

Típico encuentro de Copa, la definición llegó a poco para que finalice el encuentro. Corría el minuto 43 del segundo tiempo cuando, con un tiro libre desde la medialuna, todos esperaban el remate de Nelinho, quien siempre los ejecutaba, y fue Joaozinho el que anotó, sorprendiendo al arquero Landaburu. Golazo al ángulo y escándalo.

Mientras se festejaba, el preparador físico del Cruzeiro recibió una piña de Lonardi, el masajista del elenco brasileño la devolvió y se desato una gresca total. Rápidamente debió intervenir la policía y mientras se escuchaba a los chilenos gritar "Brasil, Brasil, Brasil…", el "Beto" Alonso y Ronaldo se iban expulsados.

Luego llegaron los nueve minutos eternos de adición para que finalmente, pitazo final mediante, Cruzeiro se consagre como campeón de América. Si había algo peor que a River le podía pasar, era que Boca, con el reciente Campeonato Metropolitano logrado, lo cargue por la eliminación. El "Millonario" había dejado a un lado el torneo argentino por el internacional, pero se quedaba 'sin el pan y sin la torta'.

      

Ese día los equipos formaron de la siguiente manera:

Cruzeiro (3): Raul; Nelinho, Moraes, Darzi, Vanderley; Ronaldo, Piazza (Osíris), Zé Carlos; Eduardo, Palhinha, Joãozinho.

River Plate (2): Landaburu; Comelles, Lonardi, Ártico, Urquiza; Merlo, Sabella, Alonso; Pedro González, Luque, Más (Crespo).

OTRAS EFEMÉRIDES: ARSENAL SE DABA EL GUSTO DE JUGAR EN JAPÓN Y DAR LA SEGUNDA VUELTA OLÍMPICA (ver nota)