El ex embajador de Venezuela apeló la imputación por falso testimonio

 Télam 162
Télam 162

El ex embajador argentino en Venezuela, Eduardo Sadous, apeló ayer el procesamiento por falso testimonio en la causa en la que denunció una presunta "embajada paralela" que funcionaba entre Caracas y Buenos Aires.

La defensa de Sadous señaló que la imputación "ya fue apelada", según consigna el diario Tiempo Argentino. Además, el juez Rodolfo Canicoba Corral, quien está a cargo del caso, ordenó un embargo de $10.000 sobre los bienes del ex diplomático.

El magistrado decidió procesar a Sadous tras haberlo careado con empresarios quienes, presuntamente, le habrían denunciado la obligación de pagar coimas del 15 al 20% a "funcionarios argentinos" para exportar maquinaria agrícola a Venezuela, mediante la contratación de la empresa intermediaria Palmat.

En agosto de 2011, el ex diplomático prestó declaración indagatoria acusado de los delitos de falso testimonio y omisión de denuncia , a partir de una presentación del ministro de Planificación Julio De Vido y el ex interventor del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) Claudio Uberti, otro de los acusados en la intriga.

Ratificando su versión, Sadous insistió que el entonces ex agregado comercial en la embajada Alberto Álvarez Tufillo le había mencionado negocios espurios a través de una "embajada paralela", y que el empresario ganadero de la empresa EC&A, Eduardo Cavanagh, le había hecho referencias a coimas con Venezuela.

Debido a que ambos desmintieron esas imputaciones, el juez los sometió a un careo, a partir del cual Canicoba Corral procesó por "falso testimonio agravado" a Sadous. En la causa originaria por la supuesta "embajada paralela", a cargo del  juez Julián Ercolini, alrededor de cien empresarios también había negado el pago de coimas.