162
162

Cruzar una calle en Hanoi o Ho Chi Ming -las dos ciudades más importantes y populosas de Vietnam- es complicado.

Las miles y miles de motos que copan las arterias ponen en alerta permanente a cualquier turista (ver video). Es que este tipo de vehículo es el más usual a lo largo de sus 310 mil kilómetros cuadrados. Incluso, sirven como una salida laboral de emergencia para la mayoría de los hombres de familia.

Pero más complicado puede ser el intento de "conquista" que inició hoy el Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, con más de un centenar de empresarios.

Limitando al norte con China -con quien mantiene disputadas históricas que se extienden aún hoy- y al Oeste con Laos y Camboya, Vietnam posee una economía en caída, y con una población empobrecida.

Según señala la revista Newsweek, en un artículo titulado "De Tigre a gatito", su Banco Central sólo cuenta con 14 mil millones de dólares, en momentos en que su sistema financiero necesitaría una suma similar para comenzar a re-inyectar su economía, según los cálculos del propio gobierno comunista.

El arresto de uno de los hombres más ricos de Vietnam en julio pasado, puso al desnudo el débil sistema bancario del país asiático. Ahora, las autoridades evaluarían emitir más billetes –dong-, lo que aceleraría una inflación creciente y una depreciación de la moneda local. En octubre el índice de precios se elevó a 0,8 por ciento. Y las alarmas se volvieron a encender.

La misión de Moreno

Uno de los objetivos del plan de Guillermo Moreno para "invadir" Vietnam de productos argentinos, figura el de incrementar la exportación de alimentos.

Recientemente, el país asiático desplazó del primer lugar a Tailandia como el mayor vendedor de arroz en el mundo, la comida más repetidas en la dieta diaria de un vietnamita.

Con 5,9 millones de toneladas de arroz vendidas al exterior en los primeros nueve meses del año, Vietnam superó por primera vez en décadas a su vecino país de la antigua Indochina.

Pero además, con sólo recorrer las calles de su capital y de la antigua Saigón, uno puede ver cómo es el régimen que siguen los vietnamitas: muy variado, nutritivo y hasta "exótico".

Carne de cerdo, arroz del más variado, legumbres de todos los colores, cangrejos de río y hasta perro, todo en Vietnam es aprovechado al máximo. Y todo eso puede conseguirse en la vía pública o en las típicas ferias. Allí se consigue desde una pata o cabeza de perro hasta los más variados cortes vacunos. Una camiseta apócrifa del Barcelona, con el 10 estampado de Lionel Messi y una campera de primera marca de dudosa originalidad.

En ese sentido, otro de los rubros que se buscan conquistar es el textil. Esas negociaciones también representarán un gran desafío para el empresariado que acompaña a Moreno. En locales donde en menos de 4 horas se confeccionan trajes y tapados a medida y donde el precio resulta irrisorio para cualquier argentino, el desembarco de productos nacionales resultará por lo menos complicado.

A su vez, la industria textil representa uno de los mayores ingresos para su economía, independientemente de sus vaivenes financieros: actualmente, Vietnam está a un paso de cumplir con su meta en exportaciones anual que alcanza los 17 mil millones de dólares, según el mayor productor textil estatal del país asiático, Vinatex.

Para Marco Meloni, titular de ProTeger, el objetivo es tratar de insertar el "hilado de algodón en la industria local" vietnamita.

En tal caso, deberá tenerse en cuenta los costos que maneja uno y otro mercado al momento de intentar hacerlo atractivo.