163
163

Hasta sus 19 años, su cabeza era normal, pero en los últimos dos años una rara condición modificó su imagen.

Su cuero cabelludo empezó a cambiar y a crecer más en algunas partes, lo que provocó que se formen pliegues de piel más gruesa, que crean un patrón que refleja la forma del cerebro.

Mientras el joven asegura sufrir una discapacidad mental como consecuencia de su enfermedad, dos médicos brasileños que lo trataron afirman que su bajo rendimiento intelectual no tiene nada que ver con el cuadro, denominado cutis verticis gyrata.

Aseguran que la condición es benigna y sólo lo podría afectar estéticamente, aunque ni siquiera es así. La doctora Karen Schons, dermatóloga del Hospital Universitario de Santa María y quien estudió al paciente, dijo que él "no tenía la costumbre de cubrir su cabeza".

La cutis verticis gyrata es más frecuente en los hombres y generalmente se presenta poco después de la pubertad. Su causa se desconoce y puede operarse para mejorar la apariencia del cuero cabelludo, aunque es una cirugía costosa y requiere un seguimiento regular de los tratamientos.