"¡Márchate, rico idiota!"

  163
163

Desde su tapa, el diario Libération le pidió al hombre más rico de Francia que se vaya del país. Bernard Arnault, presidente de Louis Vuitton, busca la nacionalidad belga por el alza de impuestos anunciada por el Gobierno


Bernard Arnault
, el hombre más rico de Francia y cuarta fortuna a nivel mundial, llegó esta semana a la tapa de Libération. Pero no fue protagonista del mayor diario de izquierda del país por sus millones de euros, sino por su última expresión de deseo: convertirse en un ciudadano belga.

Márchate, rico idiota!" (Casse-toi, riche con!) es la frase que se le dedica al dueño del grupo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) desde la portada, en la que aparece con una maleta en su mano.

Esto se da luego de que se supiera la búsqueda del empresario de la nacionalidad del país vecino. Arnault es crítico de las reformas del gobierno de François Hollande, pues busca instaurar un impuesto del 75% para ingresos mayores al millón de euros en el año.

Tras la polémica sobre su petición de doble nacionalidad, confirmó que "era y seguiría siendo residente fiscal francés".

Si bien en la nota se subrayó que el creador de LVMH "siempre trabajó y pagó la totalidad de sus impuestos en Francia", no quedó todo allí. El insulto parece haber enojado al empresario de 63 años, quien presentó una demanda contra el periódico por proferir "injurias públicas".

En un comunicado, confirmó que su portada es "inaceptable" y remarcó "la extrema vulgaridad y la violencia del titular del rotativo". A su juicio, la tapa del periódico "revela un ánimo antiempresa" totalmente contrario a las necesidades de enderezamiento económico del país".