162
162

Boca buscará hoy una nueva final en la Copa Libertadores, la décima en su historia que lo transformará –junto a Peñarol- en el equipo que mayor cantidad de veces alcanzó esta instancia en la historia del torneo.

El conjunto Xeneize tiene un historial favorable en sus partidos contra los equipos chilenos y es un especialista en semifinales: jugó 13 y ganó nueve, sin contar la que disputará hoy.  

La historia Xeneize en esta instancia se inició en 1963, ese año le ganó a Peñarol y accedió a la final donde cayó con Santos. En 1965 perdió en semifinales con Independiente, fueron a un partido desempate luego de un triunfo de cada uno y el empate favoreció a los de Avellaneda.

En 1966 se empezó a implementar una modalidad de grupos, en la cual llegaban a la final el mejor de cada uno. Boca estaba en la zona con River e Independiente, terminó tercero y fue eliminado, pero lo más destacado es que ese año se produjo la última derrota del conjunto de la Rivera en su cancha en semifinales: 2 a 0 ante el "Rojo".

En la década del 70 llegó tres veces a esta instancia, jugó dos finales y las ganó ambas. En 1977, venció en el grupo a Deportivo Cali y Libertad, y en el partido decisivo derrotó Cruzeiro por penales. Ese fue su primer título.

Un año después eliminó a River y Atlético Mineiro, y en la final se impuso sobre Deportivo Cali sobre 0 a 0 y 4 a 0. Mientras que en 1979, compartió grupo con Independiente y Peñarol, eliminó a los de Avellaneda en un desempate, y luego perdió la final con Olimpia.

El partido del perro

El 22 de mayo de 1991 se disputó en el Estadio Monumental David Arellano de Chile el partido de vuelta de las semifinales entre Colo-Colo y Boca. En la ida el Xeneize se impuso por 1-0 y llegaba con chance a la vuelta.

El conjunto chileno se impuso por 3-1, pero este partido será recordado por los incidentes que se ocasionaron en el final, donde los jugadores argentinos se enfrentaron contra los Carabineros, periodistas y camarógrafos, que estaban en la cancha.

Un día después del partido, Blas Giunta y el técnico Oscar Washington Tabárez fueron detenidos y quedaron en libertad luego de pagar la fianza. Pero el dato más característico de la pelea fue la mordida que sufrió Carlos Fernando Navarro Montoya en su glúteo por parte de un perro en el medio de la feroz pelea.

La historia reciente muestra la clasificación a la final en el 2001 luego de eliminar a América de México con un agónico gol de Walter Samuel en el partido de vuelta. Luego ganó la final por penales ante Palmeiras.

En 2001 enfrentó al equipo brasileño en semifinales y también le ganó por penales. En 2003, se encontró con América de Cali y lo superó por 6-0 en el global y se quedó con la Copa tras imponerse por 5-1 en los dos partidos finales ante Santos.

En 2004 se produjo la recordada semifinal con River, Boca ganó en los penales, tras ganar la ida 1-0 y perder en la revancha por 2 a 1, con un tanto en el descuento de Cristian Nasuti. La final perdió con Once Caldas, también con disparos desde los doce pasos.

Pero esa serie tuvo como condimentos especiales el hecho de que los partidos se jugaron sin público visitante, la pelea en la Bombenera, con Gallardo rasguñando a Abbondanzieri y la expulsión de Tévez en el Monumental por festejar un gol haciendo un "aleteo de pollo".

En 2007, la última vez que Boca ganó la Copa Libertadores, cayó en la ida por 3 a 1 ante Deportivo Cúcuta, pero ganó por 3 a 0 de local en un partido marcado por la intensa niebla que cubría el campo. En la final aplastó a Gremio por 5 a 0 en el global.

La última semifinal del Xeneize fue en 2008 con derrota ante Fluminense luego de empatar como local en la cancha de Racing y ser derrotado por 3 a 1 en Brasil.