La musa inspiradora de "Muchacha ojos de papel" recordó a Spinetta

"El arte fluía a través de él", dijo Cristina Bustamante, su novia de la adolescencia

 Télam 162
Télam 162
  162
162
  164
164
 NA 162
NA 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
  164
164
 NA 162
NA 162
 Télam 162
Télam 162
 www.ambito.com 162
www.ambito.com 162

"Muchacha ojos de papel" será uno de los temas más recordados de la carrera de Luis Alberto Spinetta.

Ya en sus primeros pasos como artista, el "Flaco" entregaba gemas como esta que fue inspirada en su novia de la adolescencia, Cristina Bustamante.

"Tengo un dolor enorme, estoy rota por dentro, Luis fue el gran amor de mi vida", dijo Bustamante desde Estados Unidos, en conversación con el diario Ámbito Financiero, luego de enterarse que Spinetta había fallecido a los 62 años, tras luchar con un cáncer de pulmón.

"Hablé por teléfono con Luis en octubre, y me contó que estaba muy enfermo. Yo antes le había mandado un mail y él, en su estilo críptico de toda la vida, me lo contestó y me pareció que algo andaba mal. Lo llamé y me confirmó que estaba muy enfermo, pero me dijo algo que me conmovió: 'Estoy preparado para esto, vengo preparándome toda la vida para este momento, y yo ya dije todo lo que tenía para decir'",relató. 

Cristina Bustamante era la hija del encargado del edificio de Emilio del Guercio, compañero del artista e integrante de Almendra, y así se conocieron. En 1978 se fue a vivir a Venezuela -donde estuvo 7 años- y luego viajó a Estados Unidos, primero Boston y después recaló en Los Ángeles donde actualmente reside.

Ambos compartían el amor por la música y el dibujo. Además, ella lo ayudaba con el idioma: "Como yo sabía inglés y Luis no tanto, le traducía los temas de los Beatles. Para él era como una especie de heroína del ingles".

"Yo nunca me dí crédito por 'Muchacha'. Fue todo de Luis, el arte fluía a través de él", confesó Bustamante, la musa inspirado de este clásico.

Según contó a Ambito, le dio un consejo a su novio de la adolescencia: "En realidad yo hice un solo cambio: en el original Luis había puestos 'senos de miel', y yo le dije que eso parecía de un catálogo para corpiños. Estuvimos de acuerdo en que 'pechos' quedaba mejor".

"Luis era miel pura, y no sólo conmigo. Hace unos tres años, creo que en 2008, estaba en BA tomando un café con él y lo llamó Mercedes, su pareja actuañl. Lo escuché hablar por teléfono con ella y me estremeció:: abría la boca y de ella sólo salía poesía", describió.

Y sobre este desenlace, Cristina expresó su deseo: "Luis no era una persona religiosa. Ninguna de sus letras habla de Dios, pero desde chico estudió filosofía y estoy segura que eso fue lo que lo preparó para la muerte. Y pese a ser agnóstico, estoy segura de que John (Lennon) y George (Harrison) van a estar esperándolo donde quiera que vaya su alma".