En Odontología, la estética representa una preocupación constante, tanto como por parte del paciente como del odontólogo. Cualquier alteración en la apariencia estética puede provocar implicaciones psicológicas que pueden ir desde una simple forma de esconder el defecto hasta la más grande introversión.

Para respetar la búsqueda de los pacientes por un tratamiento estético donde se logre armonía y belleza; se utilizan hoy día las restauraciones estéticas libres de metal que, además, ofrecen resistencia al desgaste y durabilidad.

Hoy en día, la mayoría de los adultos tomó conciencia de que una sonrisa poco atractiva puede impactar negativamente en sus oportunidades laborales.

Así es que las carillas de porcelana ganaron terreno en lo que a estética dental se refiere. Se trata de láminas delgadas de porcelana, que cubren la cara vestibular e incisiva de los dientes (cara exterior). Se utilizan para disimular defectos de forma o color de los dientes anteriores, permitiendo lucir una sonrisa elegante y natural.

Son una alternativa conservadora para mejorar drásticamente la sonrisa, con mayor preservación de las piezas dentarias que una corona.

Las carillas de porcelana son una forma perfecta, rápida y efectiva para corregir problemas de color, posición y forma de los dientes. Constituyen uno de los grandes avances de la estética dental, ya que además de otorgar un aspecto natural, son bien toleradas por las encías.

Es posible obtener una linda sonrisa en poco tiempo, ya que gracias al avance en los materiales de laboratorio y las técnicas innovadoras se puede conseguir resultados altamente estéticos.

Es debido a los avances tecnológicos, que los profesionales ahora cuentan con materiales que se usan en los laboratorios dentales como ser la porcelana, que posee mayor translucidez, naturalidad, brillo y color, que dan la apariencia de dientes naturales blancos y perfectos.

La Odontología brindó grandes oportunidades para lograr restauraciones cada vez más estéticas y crear sonrisas más atractivas. Las carillas estéticas de porcelana son procedimientos de estética dental que consisten sustituir la superficie externa del diente por una capa de porcelana para mejorar su estética dental y lograr una sonrisa perfecta.

Las carillas se emplean en tratamientos de precisión de estética dental (u odontología estética) como solución para reconstruir una sonrisa dañada por alguna alteración, permitiendo al paciente volver a lucir una sonrisa perfecta.

Se trata de un tratamiento relativamente poco invasivo ya que, al tratarse de láminas que se adhieren al esmalte dental, no es necesario modificar excesivamente la forma original del diente del paciente tallándolo. Se ajustan perfectamente –y con fuerza– al diente cuyo aspecto se quiere modificar, por lo que no requieren de grandes alteraciones del tejido dentario.

Sin embargo, antes de someter a un paciente a un tratamiento estético, como son las carillas, es necesario que la salud bucal del  paciente sea buena; esto es, deben solucionarse los posibles problemas existentes del tipo caries.

Al no requerir de una intervención muy complicada o dolorosa, y dado los resultados excelentes (en duración y aspecto natural), la colocación de carillas de porcelana es una técnica reconstructiva muy demandada entre los tratamientos odontológicos estéticos, sobre todo en aquellos casos en que la reconstrucción de una sonrisa es más complicada.

Por: doctor Pablo Hernán Palmieri (MN 25716), odontólogo