La Copa del Mundo de rugby, el tercer evento más visto en el planeta

 Reuters 162
Reuters 162

El Mundial de rugby, cuya séptima edición se disputa en Nueva Zelanda hasta el 23 de octubre, es el tercer evento deportivo más seguido en el planeta después del Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos de verano.

En las islas británicas, aunque el fútbol es el deporte mayoritario, el rugby es el segundo por excelencia, mientras que en Francia goza también de una gran tradición. En el Hemisferio Sur, en Nueva Zelanda o Sudáfrica es el deporte número uno y en Australia está entre los más populares.

En la Argentina, aunque está muy lejos del fútbol, pelea la segunda plaza con deportes como el básquet, el tenis o el hockey sobre césped. Los datos de audiencias sitúan al Mundial de rugby como el tercer evento más importante.

En el Mundial-2007, en Francia, la televisión gala TF1 alcanzó un récord al lograr congregar ante las pantallas a 16,5 millones de personas en el partido entre el país anfitrión e Irlanda.

En Gales, el rugby es el deporte número uno y en Cardiff, el Estadio del Milenio es el lugar turístico más importante de la ciudad, por delante de edificios históricos y gubernamentales. Es una de las principales fuentes de turismo y de creación de puestos de trabajo.

Dentro de ese impulso económico que ha tomado el Mundial de rugby se enmarca la renovación del acuerdo entrela International RugbyBoard (IRB) e IMG en el que este último continúa como representante comercial exclusivo para los Mundiales de Inglaterra en 2015 y Japón en 2019.

La relación entre IRB e IMG se remonta a 1995 y sirvió para que el evento sea el tercero más importante del mundo. Los beneficios del Mundial han crecido desde los 32 millones de libras en el Mundial de 1995 a los 122 del torneo de 2007 y será mayor en Inglaterra-2015 y Japón-2019.

"El Mundial de rugby se ha establecido como uno de los primeros eventos deportivos y continúa atrayendo nuevas audiencias en el mundo", afirmó en una ocasión Mike Miller, director ejecutivo dela IRB.

La retransmisión también dobló su audiencia desde 1995 y Nueva Zelanda-2011 será visto en unos 200 países, con un potencial audiencia acumulada de 4.000 millones de personas, lo que le convierte en el tercer evento deportivo más seguido del planeta.

Esas cifras son sólo superadas por los 26.000 millones de audiencia acumulada de la Copa del Mundo de fútbol y los 5.000 millones de los Juegos Olímpicos. Lejos quedan los 300 millones de personas que siguieron el Mundial por televisión en la primera edición de Nueva Zelanda-1987.

"En un deporte donde la innovación y la tradición van de la mano vamos a dar a los aficionados del rugby una nueva dimensión que mejorará su experiencia; en un torneo que intentará llegar a la mayor cantidad de hombres, mujeres y niños a través de todas las plataformas de medios de comunicación", afirmó antes del inicio del torneo el francés Bernard Lapasset, presidente dela IRB.