Un hombre de 42 años roció a su esposa con nafta y la prendió fuego, tras lo cual ambos debieron ser hospitalizados por las quemaduras que sufrieron junto a la madre de la mujer, quien también resultó herida cuando intentó impedir el ataque.

Fuentes policiales dijeron a DyN que Nieves Quevedo se encuentra "internada en grave estado, con quemaduras en el 90 por ciento del cuerpo".

Quevedo fue víctima del ataque de su esposo, Nicolás Gigena, quien había sido excluido del hogar por la ley de violencia familiar.

El hombre regresó hoy a la vivienda en la localidad cordobesa de San Antonio de Arredondo y le prendió fuego a Quevedo tras rociarla con nafta, dijeron las fuentes.

Quevedo recibió las primeras curaciones y mañana será intervenida en el Instituto del Quemado, dijeron voceros médicos del establecimiento.

En la misma clínica se encuentra hospitalizado Gigena, quien registra quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo.

Ramón Frías, jefe de la Departamental de Punilla de la Policía, dijo a DyN que además se encuentra internada en un hospital de Carlos Paz la madre de Quevedo, María Orellana, de 65 años.

Orellana sufrió "lesiones de menor gravedad, al intentar evitar la agresión que sufrió su hija", añadió el jefe policial.

El hecho ocurrió en el barrio Playas de Oro de San Antonio de Arredondo, donde a causa del incidente la vivienda se quemó prácticamente en su totalidad.

El caso quedó a cargo del fiscal de Carlos Paz, Ricardo Mazzuchi. El fiscal confirmó que Gigena quedó imputado de tentativa de homicidio y estimó que al parecer el hombre sufrió las quemaduras cuando la víctima intentó defenderse.

Una vecina del lugar declaró ante la Policía que al oír los gritos fue hasta la casa y observó al agresor que "estaba montado sobre la víctima, a quien tomaba del cuello", aparentemente con intenciones de quitarle la vida luego de haberle prendido fuego.

Según su relato, golpeó al hombre con un elemento contundente y éste soltó a la mujer, y minutos después llegó la policía.