162
162

La depresión es sin duda un problema corriente a lo largo de todo el mundo y que ha inspirado miles de investigaciones dedicadas de lleno a establecer etiologías y tratamientos efectivos.

Tal preocupación no es para menos. ?Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2030 las tres principales causas de muerte serán la depresión, el SIDA y la cardiopatía coronaria isquémica; esto presupone que tanto el SIDA como la depresión están creciendo a gran escala?, comentó el Dr. Luis Mariani, médico psiquiatra, presidente de la Sociedad Iberoamericana de Salud Mental en internet y director del portal Eutimia.

En el amplio espectro de posibles consecuencias que este trastorno del estado de ánimo presupone se incluye en el polo de mayor gravedad: la posibilidad de muerte por suicidio. ?De allí la importancia de un diagnóstico precoz, certero y la implementación de un tratamiento efectivo?, explicó Mariani.

Uno de los tests psicométricos más extendido entre los profesionales es el que diseñó el psiquiatra alemán Max Hamilton ?también autor del test de la ansiedad- y que se publicó en 1960 en el Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry ?con el fin de poder evaluar la severidad de la sintomatología depresiva para poder objetivar la respuesta al tratamiento (tanto psicoterapéutico como psicofarmacológico) en los pacientes que sufren de depresión?, dijo el experto a Infobae.com.

El test, cuya sigla es HAM-D consta en la actualidad de 17 ítems y ?ha sido sumamente utilizado a nivel internacional, no solo a nivel asistencial sino también en trabajos de investigación científica, y ha demostrado ser altamente confiable en los estudios de validación de su eficacia?.

Aunque su confección no reviste carácter diagnóstico, puede consultarse en: http://www.eutimia.com/tests/hdrs.htm

?Los resultados del test deben ser interpretados por un médico psiquiatra o psicólogo con conocimientos del mismo. Los 17 ítems que conforman el test analizan diferentes aspectos del frondoso cuadro clínico denominado depresión. Cada respuesta lleva una puntuación. Se considera normal hasta un puntaje total menor de 8. De allí en más la relación es lineal, a mayor puntaje, mayor severidad de la depresión?, dijo Mariani.

Formas de la depresión

Existen básicamente tres tipos de depresión: Mayor; Distimia/Menor o Neurosis Depresiva; y Secundaria.

El experto indicó que ?la Depresión Mayor se caracteriza por la presencia de uno o más episodios depresivos mayores? que pueden abarcar entre otros cinco o más de los siguientes síntomas: estado de ánimo depresivo; disminución importante del interés o de la capacidad para el placer (disfrutar la vida); pérdida o aumento importante de peso; insomnio o hipersomnia; agitación o enlentecimiento psicomotores; fatiga o pérdida de la energía; sentimientos de inutilidad o de culpa; disminución de la autoestima y de la confianza en sí mismo, de la capacidad para pensar, tomar decisiones o concentrarse; visión pesimista o pensamientos recurrentes de muerte.

?Estos síntomas persisten por lo menos dos semanas y producen un malestar muy significativo que altera la vida familiar, social, laboral y de otras áreas importantes de la actividad de la persona?, dijo y puntualizó que el tratamiento es ?fundamentalmente farmacológico (psicofármacos antidepresivos) acompañado por una psicoterapia de apoyo al paciente y de orientación y psicoeducación a los familiares del mismo respecto a lo que pueden y/o deben realizar para ayudar a la persona que está sufriendo?.

?En los casos severos, especialmente cuando existe ideación suicida, puede estar indicada una internación hospitalaria. Cuando el paciente comienza a recuperarse puede comenzar a trabajarse mediante psicoterapia, ya que durante la fase de duración del episodio Depresivo Mayor la persona es prácticamente inaccesible a las palabras, es decir, que hablándoles (únicamente) no podemos ayudarlo completamente, ya que el dolor que padecen es demasiado intenso?, detalló.

Por otra parte, ?cuando un paciente experimenta por primera vez en su vida un episodio Depresivo Mayor tiene un 50% de probabilidades de padecer otro, si ha experimentado un segundo episodio Depresivo Mayor tiene un 80% de probabilidades de padecer un tercero. En situaciones como éstas hablamos de Depresión Mayor Recurrente?.

Otro tipo de depresión es la Distimia, cuya diferencia con la Depresión Mayor es la cronicidad y la duración, de por lo menos 2 años. Los síntomas ?suelen ser leves o moderados, sin una alteración significativa de las relaciones familiares, sociales y laborales del individuo?, explicó Mariani. Por tanto el tratamiento es fundamentalmente psicoterapéutico aunque puede necesitar fármacos antidepresivos cuando el trastorno dificulta la vida del individuo o el sufrimiento resulta intolerable.

Por último, la de tipo Secundaria comprende un abanico de posibilidades: la depresión debida a sustancias (ciertos anticonceptivos, analgésicos, antibióticos, antihipertensivos, antineoplásicos, hormonas esteroides, cocaína, anfetaminas y alcohol consumido en altas dosis), a condición o enfermedad médica (postparto, alteraciones hormonales, neurológicas, infecciones, cáncer, anemia, déficits de vitaminas), a otro trastorno mental (pánico, obsesivo-compulsivo estrés postraumático, psicóticos, de agotamiento del estrés), a duelo o a un trastorno adaptativo (nivel familiar, laboral o académico) con estado de ánimo depresivo.

?Los síntomas son similares a los de los de la Depresión mayor y Distimia?, destacó.