Secuestran en México a entrenador argentino

EFE



MEXICO



El técnico argentino, Rubén Omar Romano, se encuentra desde ayer en paradero desconocido tras su presunto secuestro por parte de un comando armado a su salida de las instalaciones del equipo de fútbol Cruz Azul, situadas en el sur de la Ciudad de México.


 

Directivos del club confirmaron a la prensa mexicana que Romano salió de sus instalaciones y fue interceptado en su vehículo, el cual fue localizado a pocas calles del lugar y con señales de disparos de armas de fuego.


 

La policía de la capital encontró en el lugar dos vehículos: el que presuntamente fue utilizado por los secuestradores y la camioneta de Romano, quien viajaba solo y además no tenía ninguna clase de seguridad personal.


 

Una confusión sobre el paradero del entrenador enmarcó el operativo policial de búsqueda por la zona cercana a donde ocurrieron los hechos, en la delegación de Xochimilco, sur de la capital mexicana.


 

Fuentes de la policía mexicana dijeron a EFE que los agentes realizan una búsqueda intensa por toda la zona y revisan todos los elementos hallados en la presunta escena del secuestro para tener una versión precisa de los hechos.


 

Las primeras versiones apuntan que Romano salió del club después del entrenamiento y fue interceptado por al menos cinco sujetos que supuestamente usaron dos vehículos para consumar el secuestro del entrenador argentino.


 

Fuentes del club Cruz Azul dijeron que el entrenador no se encuentra en sus instalaciones al negar las versiones que apuntaban a que Romano sólo había sido un intento frustrado de robo o secuestro.


 

El golpe de la delincuencia al fútbol mexicano convierte en realidad además la peor pesadilla de muchos jugadores, entrenadores y deportistas, para que sus salarios no sean conocidos públicamente para evitar ser víctimas de la delincuencia.


 

El fútbol mexicano es conocido en todo América Latina por ser uno de los que ofrece mejores sueldos y por eso es uno de los destinos más buscados por muchos sudamericanos que no logran salir a Europa.


 

El presunto secuestro de Romano es el primero de su tipo de un jugador o entrenador que ocurre en la capital mexicana, que con sus 20 millones de habitantes, registra una de las tasas más altas de delincuencia del país.


 

Los secuestros, y principalmente los llamados ''exprés'' por ser de corta duración, son uno de los principales delitos que se registran en la capital mexicana.


 

En los últimos años, algunas personas vinculadas a la farándula ya han sido víctimas de este tipo de delitos, como las hermanas de la cantante Thalía.