Buenos Aires al natural

Sólo en Capital Federal y conurbano hay cinco clubes y centros naturista-nudistas para los que predican con el ejemplo una vida despojada, en todo sentido. Los movimientos impulsores de estas viejas costumbres tienen cada vez más adeptos y Argentina no es la excepción sino, más bien, precursora

  162
162
  162
162

Las noticias sobre lejanas playas en las que la gente pasea tal como Dios la trajo al mundo tuvieron que cambiar el adjetivo. Es que en la Argentina los sitios para nudistas ya no están lejos sino en la misma Capital Federal o a pocos kilómetros de allí.

No están contados, claro, pero lo cierto es que el número de nudistas en el país aumentó en los últimos tiempos y con él los lugares para que los practicantes de este estilo de vida puedan gozar de los mismos privilegios que aquellos que andan vestidos.

Playa Escondida, en la ciudad de Chapadmalal, fue la precursora en este tipo de ofertas y hoy los nudistas ya tienen su propio portal en internet, con foro, lugares que recomendados y enseñanzas a favor de la vida natural.

En un informe realizado por SerNudista.com.ar para Radio 10, aseguran que el sito recibe unas cinco mil visitas diarias, además de contar con una base de datos de 1.300 registrados.

?Sabemos que es mucha la gente que lo practica en sus viajes tanto a Brasil como a Uruguay. Muchos de ellos recién comienzan a descubrir las distintas opciones en nuestro país. De esto se puede deducir que los nudistas argentinos sin dudas superan unos cuantos miles?, asegura Pablo de Asociación para el Nudismo Naturista Argentino (APANNA).

Perfil del nudista argentino

De acuerdo a SerNudista.com, por cada dos nudistas varones hay una mujer. En su mayoría todos superan los 30 años de edad y poseen un nivel socio económico medio-alto.

También destacan que es bastante raro que una mujer sola asista a un lugar nudista, que no hay adolescentes y tampoco los llamados ?cuerpos esculturales?, sino más bien los rollitos, que son lucidos con total tranquilidad y sin complejos.

Muchos de los nudistas prefieren ser llamados Naturistas, ya que es así como suelen autodenominarse las organizaciones internacionales. Pero también hay otros que practican el nudismo sin conocer otra filosofía más que el propio placer de sentirse libres.

Son muchos y muy variados los motivos que impulsan a las personas a interesarse por el nudismo, van desde los más místicos hasta los más primitivos. Pero aún movidos por intereses distintos, la mayoría de los nudistas llegan a un lugar común, el del respeto, el de la tolerancia y el de la convivencia armónica.

Una definición interesante es la que declara la Federación Naturista Internacional, órgano de reconocimiento y jerarquía internacional con sede en Bélgica, (www.inf-fni.org): ?Naturismo es una forma de vida en armonía con la naturaleza, caracterizada por la práctica del nudismo comunitario, con la intención de alentar el respeto a si mismo, respeto por los otros y por el medio ambiente?.

Los tres respetos

En APANNA tienen tres respetos o leyes con los que sus integrantes rigen sus vidas. Estos son:

Respeto a sÍ mismo: implica una vida sana, no necesariamente comer vegetales, pero no consumir tóxicos ni drogas, tratar de orientarse hacia todo lo que sea natural, sin fanatismos, cuidando del propio cuerpo y del propio espíritu, y dejando de lado el ideario "cuerpos perfectos". Esto es algo que sale naturalmente, no debe imponerse, es una concepción de vida. Cada uno acepta sus propias limitaciones, ser gordo, flaco, minusválido, etc. No avergonzarse del propio cuerpo que es el lugar donde mora nuestro espíritu. Si nos respetamos a nosotros mismos, así nos verán los demás.

Respeto a los demás: este principio implica aceptar al prójimo tal como es, aún cuando piense de manera diferente a la nuestra. No discriminar a la gente en razón del sexo, hábitos sexuales, color, religión, etc. Si en el entorno nudista hay alguna persona vestida, invitarlo a participar, pero no imponérselo.
El nudista (naturista) es una persona sociable, no agresiva, que no invade la privacidad, no se exhibe y no mira con procacidad. En otras palabras, el nudismo, como yo lo entiendo, implica vivir y dejar vivir, y no tratar de imponer nuestros criterios como la verdad universal. Uno de los límites derivados de este principio es la no realización de actos sexuales en público, en cambio una mera demostración de cariño se admite en cualquier espacio nudista.

Respeto al medio ambiente: dentro de este orden de ideas, los nudistas tratan de conservar el entorno, la naturaleza en la forma más natural posible. Es un hábito, una actitud ecológica que se traduce en no tirar basuras, conservar la limpieza, no destruir la naturaleza de la que forma parte, y dejar el espacio que uno utiliza tan limpio o mejor que uno lo encontró para que pueda utilizarlo el que viene.

¿Dónde ir?

Si está interesado en profundizar sus conocimientos sobre el nudismo o incluso hacer la prueba de romper barreras y prejuicios, sepa por dónde empezar y qué lugares tiene a su alcance.

La visita a la página SerNudista.com es casi obligatoria. Luego, podrá optar por el porteño Aprea's, una casa de huéspedes ubicada en el barrio de Belgrano, con pileta climatizada, spa y otros servicios de primera categoría.

Otros sitios, además de la citada Playa Escondida, en Mar del Plata, pueden ser Paradis Tigre Hotel, ubicado en el Río Capital 911, del Delta del Paraná, o Eden Espacio de encuentro Naturista, situado en la localidad bonaerense de La Reja, partido de Moreno.

Algunas opciones para quien opte cambiar sus costumbres de vida.
Fuente: SerNudista.com