Inmediatamente después de formalizar su vínculo con el Globito, donde tuvo el apoyo de todo el arco político del club convocado por el presidente Marcelo Buenaga, Célico inició el difícil camino de salvar al equipo del descenso.

Cabe recordar que Huracán se encuentra en el último lugar de los promedios, marcha último junto a Independiente y Chacarita con apenas un punto en el actual torneo Clausura y no se avizora una mejoría en su paupérrimo nivel de juego. "Estoy muy feliz y sé que tengo una gran responsabilidad, pero confío en que vamos a salir adelante de este momento difícil. Me siento preparado para lograrlo", señaló Célico al término del entrenamiento realizado ayer bajo la lluvia en el predio que posee la Fuerza Aérea en la zona del Bajo Flores.

El viernes pasado, tras la derrota por 3 a 2 sobre la hora ante Colón, el presidente Marcelo Buenaga le pidió a Carlos Babington que renunciara. Luego de que la Comisión Directiva se reuniera también con Daniel Córdoba, Enzo Trossero y Jorge Ginarte, el elegido resultó Célico, quien dirigió un solo partido en primera el torneo pasado en forma interina tras la renuncia de Miguel Brindisi y antes de la asunción de Carlos Babington. En ese encuentro, Huracán, que venía de derrota en derrota, consiguió un asombroso triunfo 2-1 sobre River en el mismísimo estadio Monumental que dejó prácticamente fuera de la discusión por el título al conjunto de Nuñez.

El nuevo técnico del Globo fue arquero del club y lleva doce años trabajando en la Inferiores. Célico tendrá como ayudante de campo a Marcelo Bottari y como preparador físico a Miguel Zito. Huracán visitará a Chacarita Juniors por la quinta fecha del torneo Clausura. Célico recalcó estar "preparado para afrontar esto" y añadió que ni bien se enteró del alejamiento de Babington "empecé a sentir que era el sucesor".

Por otra parte, Huracán tiene aún la posibilidad de hacer dos incorporaciones para este campeonato (uno por Padra, transferido al Logroñés de España, y la otra por la salida por enfermedad del "lagarto" Juan Fleita). Pero en ese sentido el nuevo entrenador del Globito manifestó que "tienen que ser refuerzos superlativos, ya que de lo contrario prefiero manejarme con el plantel actual".