El gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, vaticinó esta mañana que si compite en las elecciones generales con el ex presidente Carlos Menem lo derrotará "con el voto del propio peronismo", y aseguró que no será "Chirolita de nadie".
 
"(A Menem) le voy a ganar por afuera y con el voto del propio peronismo, porque los peronistas no son paracaidistas húngaros", enfatizó Kirchner, quien ratificó que no competirá en las internas del PJ si no se utilizan los "padrones generales".
 
El mandatario justicialista aseguró que al ex presidente Menem lo podrá derrotar en elecciones generales "y muy bien".  En ese marco, Kirchner rechazó que pueda convertirse en el candidato que obtenga el apoyo del presidente Eduardo Duhalde y advirtió: "No vamos a ser chirolita de nadie".  "Nosotros estamos construyendo un espacio. No vamos a ser chirolita de nadie. Vamos a construir con las ideas que tenemos", subrayó.
 
Kirchner aseguró que en los últimos encuentros que mantuvo con Duhalde habló con él de "temas institucionales", y que "bajo ningún aspecto" acordó una alianza de cara al proceso interno del PJ.
 
"Estoy absolutamente decidido a ganarle al pasado. Voy a trabajar fuertemente, sea por dentro, sea por fuera, por construir una nueva alternativa amplia, plural", remarcó el mandatario justicialista.
 
En declaraciones a Radio 10, el precandidato presidencial advirtió: "No me voy a prestar al juego de los aparatos". Kirchner volvió a reclamar que se realicen "internas abiertas donde vote todo el mundo", y criticó el sistema fijado para dirimir las candidaturas en el PJ.
 
"Dios quiera que haya padrón general que vote todo el mundo. ¿Por qué van a poner un corralito político?", enfatizó Kirchner, quien añadió: "Así sea el único que quede para darle batalla a ese pasado, lo voy a hacer".