Cómo deben actuar los líderes para resolver los conflictos personales en los equipos de trabajo

Abordar actitudes de celos y boicot requiere una estrategia multifacética que varía según la gravedad y la frecuencia de los problemas. ¿Qué pueden hacer los conductores de grupo para abordar esta situación y transformarla

Compartir
Compartir articulo
La comunicación directa y honesta entre los involucrados en un conflicto puede aclarar malentendidos y resolver problemas de manera eficiente  (Freepik)
La comunicación directa y honesta entre los involucrados en un conflicto puede aclarar malentendidos y resolver problemas de manera eficiente (Freepik)

Los celos y el boicot son dos fenómenos que pueden tener un impacto negativo significativo en el entorno laboral. Los celos pueden llevar a comportamientos destructivos, como la intimidación, la propagación de rumores y la manipulación; mientras que boicot puede paralizar el trabajo y dañar la productividad en los equipos.

En primer lugar, aunque los celos son una emoción humana natural, cuando se expresan de manera negativa pueden llegar a ser destructivos. En el entorno laboral, los celos pueden surgir por diversos factores. Uno de ellos es la competencia por el reconocimiento o los recursos, observado cuando un profesional siente que otro está compitiendo con él por un ascenso, un premio o un determinado recurso limitado.

Otros desencadenantes pueden ser la falta de seguridad en uno mismo, con relación a nuestras habilidades o de nuestro lugar en la organización, o una cultura “tóxica” que fomenta la competencia desleal o la comparación entre compañeros de trabajo.

Si bien en algunos casos, los celos pueden impulsarnos a ser más competitivos, a desarrollarnos y a mejorar, en otros pueden llevarnos por mal camino. En el caso de los líderes, existen algunos consejos que pueden ayudarlos a detectar colegas celosos nocivos, como observar su comportamiento (a menudo pueden mostrar signos de irritabilidad, hostilidad o negatividad hacia el colega que les provoca celos), escuchar atentamente qué es lo que dice (los celosos tienden a hacer comentarios negativos o desalentadores sobre el colega que les provoca celos), y prestar atención a sus acciones (pueden intentar sabotear o perjudicar al colega al que celan)

Para lidiar con un colega celoso, primero es importante tratar de mantener la calma y la profesionalidad, evitando alimentar el fuego, sin tomar las cosas personalmente ni involucrándose en discusiones o peleas. Concentrarse en hacer un buen trabajo y no dejar que el comportamiento del colega nos distraiga, es una gran protección.

Según los factores que desencadenan los conflictos hay diversas estrategias de los líderes para mejorar el clima de trabajo y evitar bajar la productividad
Según los factores que desencadenan los conflictos hay diversas estrategias de los líderes para mejorar el clima de trabajo y evitar bajar la productividad

Sin embargo, algunos celosos, cuando ven que las cosas no cambian a su favor y siguen alimentando sus inseguridades, pueden comenzar a manifestar un comportamiento agresivo que se usa para dañar a otro individuo o grupo. Y no necesariamente la agresión implica violencia, sino que puede tomar muchas formas, como negarse a cooperar, esparcir rumores negativos o falsos, manipular a los demás para que se pongan en contra de otro colega, denunciar injustamente, entre otras.

Algunas estrategias

Para hacer un diagnóstico de la cultura de una organización en relación con los celos y el boicot, los líderes pueden hacerse las siguientes preguntas: ¿Cómo se sienten los empleados acerca de la competencia interna?, ¿Existe una cultura de favoritismo o discriminación?, ¿Se comunican los empleados de manera abierta y honesta?, ¿Se resuelven los conflictos de manera constructiva?

Las estrategias pueden trabajar en tres niveles:

1-“Operar” en casos de urgencia

2-“Tratar” aquello que requiere un cuidado sostenido

3-“Aliviar” en caso de medidas leves o puntuales

“Operar” consiste en erradicar los celos y el boicot en su raíz, y para ello es crucial identificar y abordar los desencadenantes fundamentales. Esto implica una cirugía precisa en la cultura y las dinámicas laborales, lo que puede realizarse mediante tres acciones.

Para lidiar con un colega celoso, primero es importante tratar de mantener la calma y la profesionalidad, evitando alimentar el fuego (Pixinio)
Para lidiar con un colega celoso, primero es importante tratar de mantener la calma y la profesionalidad, evitando alimentar el fuego (Pixinio)

1-Promover la autoestima y la confianza, de modo de fomentar un entorno donde los empleados se sientan seguros y valorados en sus roles, proporcionando oportunidades de desarrollo profesional y retroalimentación constructiva para mejorar la confianza en uno mismo.

2-Cultivar una cultura de colaboración, reemplazando la competencia desleal con la colaboración, por ejemplo, estableciendo metas de equipo y celebrando los logros colectivos. Alentar la comunicación abierta y el apoyo mutuo puede, también, reducir la rivalidad.

3-La intervención temprana, identificando a tiempo a los empleados celosos o con tendencia a boicotear y brindarles orientación o apoyo emocional, lo que puede prevenir que su comportamiento se torne destructivo.

El “tratamiento” implica un enfoque constante de los líderes para cambiar patrones de comportamiento a corto o mediano plazo. Para esto debemos considerar el desarrollo de inteligencia emocional entre los colaboradores, mediante capacitación y recursos para que comprendan y gestionen sus emociones de manera saludable, lo que puede prevenir reacciones impulsivas y actitudes celosas.

Otra acción que debe sostenerse en el tiempo se relaciona a promover la diversidad y la inclusión, lo que puede ayudar a disminuir la competencia desleal y la comparación entre compañeros de trabajo (somos todos diferentes y aportamos todos diferente valor), promover la colaboración y el apoyo mutuo basado en la complementariedad, y así crear un entorno de trabajo más positivo y productivo.

Finalmente, la capacitación en resolución de conflictos. Otra de las soft skills que puede ayudar a los empleados a manejar las tensiones de manera constructiva, fomentando un entorno de trabajo más respetuoso y colaborativo.

Los líderes no deben tomar las cosas personalmente ni involucrándose en discusiones o peleas. Concentrarse en hacer un buen trabajo y no dejar que el comportamiento del colega nos distraiga, es una gran protección (Gettyimages)
Los líderes no deben tomar las cosas personalmente ni involucrándose en discusiones o peleas. Concentrarse en hacer un buen trabajo y no dejar que el comportamiento del colega nos distraiga, es una gran protección (Gettyimages)

La última estrategia consiste en medidas puntuales para “aliviar” pequeños malestares que requieren una solución rápida y efectiva. La comunicación directa y honesta entre los involucrados en un conflicto puede aclarar malentendidos y resolver problemas de manera eficiente.

Si las tensiones persisten, otra medida de alivio es la mediación: un tercero imparcial puede ayudar a las partes a llegar a un acuerdo y evitar que la situación empeore. Por último, reforzar políticas y valores de la organización, lo que sirve como un recordatorio respecto a las expectativas de comportamiento adecuado esperado por la organización.

Un “juego” serio para transformar la cultura

Propongo una actividad lúdica que las organizaciones pueden implementar para promover la empatía, la comunicación abierta y la colaboración entre los líderes y los miembros de sus equipos, y así reducir los comportamientos de celos y boicot.

Paso 1: Preparación:

Identificar a los líderes y miembros del equipo involucrados en la actividad.

Dividir a los participantes en grupos pequeños, con un líder y varios miembros del equipo en cada grupo.

Proporcionar a cada grupo una lista de desafíos o escenarios que representan situaciones de conflicto, celos o boicot comunes en el entorno laboral. Estos desafíos deben ser ficticios pero realistas.

La capacitación en resolución de conflictos. Otra de las soft skills que puede ayudar a los empleados a manejar las tensiones de manera constructiva, fomentando un entorno de trabajo más respetuoso y colaborativo
La capacitación en resolución de conflictos. Otra de las soft skills que puede ayudar a los empleados a manejar las tensiones de manera constructiva, fomentando un entorno de trabajo más respetuoso y colaborativo

Paso 2: Puesta en escena de los desafíos

Cada grupo debe seleccionar un desafío de la lista y escenificarlo de manera creativa, representando los roles de líder y miembro del equipo. Los líderes deben representar situaciones en las que experimenten celos o boicot, mientras que los miembros del equipo deben actuar de manera que muestren empatía y colaboración para resolver el conflicto de manera constructiva.

Paso 3: Reflexión y discusión

Después de cada escenificación, se llevará a cabo una discusión en el grupo. Los participantes deben reflexionar sobre lo que han aprendido de la actividad y cómo pueden aplicar esas lecciones en el entorno laboral real. Las preguntas para la discusión pueden incluir: ¿Cómo se sintieron los líderes al experimentar celos o boicot en el escenario? ¿Qué estrategias utilizaron los miembros del equipo para promover la colaboración y la empatía? ¿Cómo pueden aplicarse estas estrategias en situaciones laborales reales?

Paso 4: Plan de acción

Cada grupo debe elaborar un plan de acción que detalle cómo pueden aplicar lo aprendido en sus equipos y organización para fomentar un ambiente de trabajo más positivo y colaborativo. Los líderes deben comprometerse a liderar con el ejemplo y promover la empatía y la colaboración en sus equipos.

Una estrategia consiste en medidas puntuales para “aliviar” pequeños malestares que requieren una solución rápida y efectiva
Una estrategia consiste en medidas puntuales para “aliviar” pequeños malestares que requieren una solución rápida y efectiva

Resultados esperados:

-Mayor conciencia de los desafíos relacionados con los celos y el boicot en el entorno laboral.

-Desarrollo de habilidades de empatía y comunicación efectiva entre líderes y sus equipos.

-Compromiso de los líderes para liderar con el ejemplo y promover una cultura de colaboración en el lugar de trabajo.

-Reducción de los comportamientos de celos y boicot a medida que los participantes aplican las lecciones aprendidas en situaciones laborales reales.

Esta actividad lúdica no solo fomenta la comprensión de los problemas de celos y boicot, sino que también proporciona a los líderes las herramientas necesarias para abordar y transformar la cultura de su organización hacia una más positiva y colaborativa.

*Diego Pasjalidis es ingeniero especialista en estrategias, innovación, educación y transformación digital, autor del libro Inspiración Extrema. Director de Innovación y conferencista. Miembro de la Comisión Directiva del Buenos Aires Tech Cluster y socio honorario de CEVEC.