Todo plan alimentario debe ser guiado por un especialista para que aporte todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios, según su estilo de vida (Shutterstock)
Todo plan alimentario debe ser guiado por un especialista para que aporte todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios, según su estilo de vida (Shutterstock)

Se aproxima el verano y el momento de probarse el traje de baño suele coincidir con el recuerdo de los kilos de más que se acumularon durante el año. La preocupación vale tanto para hombres como mujeres, pero éstas últimas tienen un plus: sus hormonas influyen directamente en su metabolismo y en la facilidad o dificultad para alcanzar -y mantener- el peso ideal.

Bien sabido es que no existen dietas mágicas, pero para quienes corren contra el reloj (o el calendario, en verdad) algunos consejos médicos pueden ser de gran utilidad para quienes quieran deshacerse de esos kilos de manera exprés.

El médico endocrinólogo Carlos Graschinsky es el ex director de los Spa de Marbella en España y autor del libro AntiObesidad y elaboró una dieta que permite perder en pocos días alguno de los kilos de más que molestan y que, de yapa, “se lleva bien con las hormonas femeninas”.

“Teniendo en cuenta que durante los mediodías muchas están en el trabajo la dieta incluye alternativas fácil de llevar a cualquier lado y que permitan cumplir con el objetivo”, comenzó el especialista, quien recomendó “realizar una consulta previa con el médico de cabecera para realizar un chequeo preventivo”.

Y sumó: “Para obtener mejores resultados, lo recomendable es hacer actividad física y caminar 60 minutos todos los días, preferible que sean continuos, pero también sirven que se haga en dos tiempos de 30 minutos cada uno. Cuanta más actividad física, con control profesional, mejor”.

Los alimentos que contienen almidón tienen un índice glucémico elevado (Shutterstock)
Los alimentos que contienen almidón tienen un índice glucémico elevado (Shutterstock)

Acerca de la influencia de las hormonas, Graschinsky explicó que “influyen mucho en el metabolismo y en la facilidad o dificultad que se puede tener para mantenerse en el peso ideal”. “El paso de los años, trae cambios hormonales, que pueden a modificar el metabolismo”, agregó.

Uno de los cambios que explican muchos casos de aumento de peso se relacionan con la hormona insulina, que se hace menos efectiva para responder a la ingesta de hidratos de carbono”, explicó el especialista, quien destacó que “como la insulina es menos efectiva, el páncreas termina produciendo más insulina, que es una hormona que genera grasa y aumenta el apetito”.

Esta evidencia, según el especialista, “no tiene que llevar a demonizar a los hidratos de carbono, que son necesarios e imprescindibles en la alimentación, pero sí tener en cuenta el índice glucémico de los alimentos, que es una medida de la rapidez con la que un alimento puede elevar el nivel de azúcar (glucemia) en la sangre”.

“Los alimentos que contienen almidón tienen un índice glucémico elevado, eso no significa que hay que evitarlos, sino que se deben limitar -explicó Graschinsky-. La FDA emitió claims sobre el componente activo utilizado en el suplemento Satial, como que ayuda a controlar el peso cuando se utiliza junto con una dieta y un programa de ejercicio y reduce la digestión enzimática de almidón presente en los alimentos”.

Entonces, para disminuir el índice glucémico de alimentos que contienen almidón, el especialista recomendó agregar polvo Satial a, por ejemplo:

- Papas

- Pastas

- Arroz

- Pan

- Facturas

- Medialunas

- Pizza

- Galletitas

La mujer actual trabaja, se ocupa de la casa, de los hijos y tiene la influencia de sus hormonas en contra (Shutterstock)
La mujer actual trabaja, se ocupa de la casa, de los hijos y tiene la influencia de sus hormonas en contra (Shutterstock)

Así, “al inhibir parcialmente a la amilasa, que es la enzima que digiere al almidón, se absorberá menos y gran parte se transformará en fibras”.

Y tras recomendar beber agua y evitar las gaseosas con azúcar y con edulcorante, Graschinsky aconsejó que “en caso de ser una persona muy ansiosa, lo ideal, aunque no es necesario cumplirlo, es beber el agua antes y después de las comidas, no junto a ellas”.

En todos los casos, la recomendación es a lo largo del día beber aproximadamente dos litros de agua, no menos.

A continuación, la dieta, que el especialista aclaró que es sólo para seguir durante una semana. “Quienes quieran seguir cualquier plan alimentario, deben consultar con su médico y/o nutricionista, para que le aporte todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios, según su estilo de vida”.

Desayuno

- Infusión de té común o de hierbas, o café, o mate. Pueden ser cortados con leche descremada, o agua de almendras.

- Omelette preparada con cuatro claras de huevo sin yema, o con una yema como máximo y relleno de queso magro, o champiñones, o sin relleno.

- Yogur semidescremado, o apto para veganos sin azúcar.

- Ensalada de frutas, o dos piezas de fruta a elección.

- No hay límites con el té en la oficina (con excepción de las personas que sufren anemia); respecto al café, tratar de no beber más de dos por día.

Almuerzo

- Alternativa 1

Salpicón de ave preparado con media pechuga de pollo, ajíes, zanahoria, cebolla (puede evitarse) y tomate. Condimentar con una cucharadita de aceite de oliva extravirgen, y vinagre de manzana, o jugo de limón.

- Alternativa 2

Fusille de bajo índice glucémico, sin TACC, una porción de Satial pasta con salsa de tomate.

- Alternativa 3

Atún al natural en sobre, o en lata, hasta 100 gramos con ensalada de verduras a su gusto

- Alternativa 4

Una pechuga de pollo, una papa al horno.

Las verduras y las frutas brindan saciedad con poco aporte de calorías (Shutterstock)
Las verduras y las frutas brindan saciedad con poco aporte de calorías (Shutterstock)

Merienda

- Ensalada de frutas

Cena

- Alternativa 1

Una pechuga de pollo sin piel a la plancha, condimentada con jugo de limón y perejil. Ensalada de verduras

- Alternativa 2

Sopa de verduras o caldo a gusto.

Un filete de pescado, o pollo, o carne de ternera magra (con poca grasa).

Ensalada de zanahoria rallada, lechuga y tomate, condimentada con zumo de limón.

- Alternativa 3

Caldo a gusto, o sopa de verduras.

Arroz integral con verduras.

50 gramos de chocolate negro, o 1 sorbete frutal

- Alternativa 4

Ocho piezas de sushi, evite el niguiri. Y puede agregar cuatro piezas de sushimi.

50 gramos de chocolate negro, con más de 70% de cacao.

SEGUÍ LEYENDO