Higiene del sueño: ¿por qué el odontólogo se vuelve esencial en el tratamiento de los ronquidos y las apneas?

dablanco@infobae.com
Dormir mal. Los ronquidos y las apneas que interrumpen de manera intermitente el sueño provocan un cuadro de somnolencia diurna, falta de productividad, desgano, impotencia, accidentes de tránsito, entre otros que atentan contra el buen desempeño de una vida cotidiana plena.
Dormir mal. Los ronquidos y las apneas que interrumpen de manera intermitente el sueño provocan un cuadro de somnolencia diurna, falta de productividad, desgano, impotencia, accidentes de tránsito, entre otros que atentan contra el buen desempeño de una vida cotidiana plena.

¿Quién pudiera decir que el ronquido es un sonido placentero? Y menos aún que es una "música para los oídos" entre dos que comparten la misma cama. Para la medicina del sueño el ronquido es un primer escalón entre los trastornos respiratorios del dormir; y detrás -y con complicaciones médicas más severas – viene el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño o (SAOS) entre otros . En todos los casos el diagnóstico temprano y preciso es fundamental para encarar un tratamiento adecuado.

Dentro del paquete que integra lo que se denomina la "higiene del sueño",  la presencia de ronquidos y apneas representan un factor que incide directa y negativamente sobre la calidad de vida y supervivencia de las personas.

Los ronquidos resultan la punta del iceberg entre los problemas respiratorios severos al dormir: perturban las relaciones personales de los pacientes, extendiendo su alcance psicológico a las personas de su entorno más cercano y se traducen en problemas de pareja. (iStock)
Los ronquidos resultan la punta del iceberg entre los problemas respiratorios severos al dormir: perturban las relaciones personales de los pacientes, extendiendo su alcance psicológico a las personas de su entorno más cercano y se traducen en problemas de pareja. (iStock)

Se estima que 7 de cada 10 hombres y 5 de cada 10 mujeres roncan. La investigación científica que impulsa la medicina del sueño y la cronobiología indican que el roncar podría asociarse al riesgo de padecer hipertensión arterial. Y en algunas personas, puede ser la manifestación de un cuadro mucho más serio como las Apneas Obstructivas del Sueño.

El SAOS está caracterizado por la presencia de ronquido intenso asociado a una respiración irregular y a la aparición de pausas en la respiración durante el sueño. Estas pausas son detectadas por la persona que comparte la habitación, pero en ocasiones le genera al paciente despertares bruscos por ahogos que ceden rápidamente.

Con investigación científica respaldatoria, frente al ronquido y a la apnea del sueño, el odontólogo con experiencia en el manejo de problemas respiratorios del sueño ya no es un convidado de piedra para tratar con un criterio multidisciplinar este trastorno. Todo lo contrario, se trata de un eslabón fundamental junto a los médicos clínicos y especializados.

Los problemas en el sueño son considerados una epidemia global que amenaza la salud y la calidad de vida a más del 45% de la población mundial.

Lo que resulta es que los ronquidos y las apneas tienen una importancia sanitaria enorme: un 45% de los adultos ronca de forma ocasional y un 25% lo hace de forma habitual. La prevalencia del SAOS oscila entre el 4-6% de los varones y el 2-4 % de las mujeres entre la población general adulta de mediana edad, cifra que aumenta notoriamente con la edad.

Somnolencia diurna. No lograr un sueño nocturno reparador es lo primero que pone en jaque a la salud. Afecta el desempeño laboral, personal y aumenta considerablemente el riesgo de accidentes de tránsito.
Somnolencia diurna. No lograr un sueño nocturno reparador es lo primero que pone en jaque a la salud. Afecta el desempeño laboral, personal y aumenta considerablemente el riesgo de accidentes de tránsito.

El SAOS -Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño- provoca entre muchas consecuencias, somnolencia diurna y es uno de los cuadros clínicos que mayor interés tiene en la actualidad dentro de las patologías crónicas .
Se ha demostrado que el diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado pueden disminuir las consecuencias neurológicas y tener un efecto favorable en la salud cardiovascular de las personas afectadas.

Rol del odontólogo

¿Qué participación entonces le cabe al odontólogo con experiencia en el manejo de problemas respiratorios del sueño en esta tarea que involucra el trabajo multidisciplinar de otros profesionales ?

Doble rol. El odontólogo especializado en medicina del sueño desde su aporte multidisciplinar,  podrá detectar a tiempo un SAOS a partir de formular preguntas estratégicas. Y en su rol de ortodoncista diseñará el dispositivo mandibular a medida para el tratamiento.
Doble rol. El odontólogo especializado en medicina del sueño desde su aporte multidisciplinar,  podrá detectar a tiempo un SAOS a partir de formular preguntas estratégicas. Y en su rol de ortodoncista diseñará el dispositivo mandibular a medida para el tratamiento.

Consultada por Infobae la odontóloga Florencia Poletti (MN19946) especialista en medicina dental del sueño y docente del master de medicina dental del sueño Alfonso X El Sabio, en Madrid, España, explicó "en cada pausa respiratoria deja de entrar aire a los pulmones, baja el oxígeno en sangre y en forma refleja, se incrementa la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Si este fenómeno se sostiene en el tiempo, todo el organismo padece la falta intermitente de oxígeno y el aparato circulatorio sufre una sobrecarga en su trabajo producto de la taquicardia e hipertensión arterial. A su vez, las apneas causan despertares muy breves que resultan indetectables para el paciente, pero que alteran y fragmentan el sueño e impiden que el cerebro descanse apropiadamente".

Agregó Poletti: "El rol del odontólogo con experiencia en el manejo de problemas respiratorios del sueño es un agente inicial de sospecha del problema o un derivador para su adecuado diagnóstico. Luego en su rol de ortodoncista diseñará el dispositivo oral a medida del paciente; que hasta hoy son alternativas de tratamiento eficaz y accesible para pacientes con ronquidos y apneas del sueño".

El ronquido durante el sueño es un signo de alarma que puede desarrollarse una apnea obstructiva del sueño . Una de las mejores conductas médicas para paliar este problema es modificar la posición de la mandíbula. Allí el odontólogo cumple un rol fundamental, en el diseño y seguimiento de los dispositivos orales .
El ronquido durante el sueño es un signo de alarma que puede desarrollarse una apnea obstructiva del sueño . Una de las mejores conductas médicas para paliar este problema es modificar la posición de la mandíbula. Allí el odontólogo cumple un rol fundamental, en el diseño y seguimiento de los dispositivos orales .

El impacto de ronquidos y el SAOS en la vida cotidiana es bien elocuente, provocan somnolencia diurna, cansancio crónico y sensación de sueño no reparador.  Cefalea matutina , irritabilidad, apatía, depresión, dificultad de concentración, pérdida de memoria, disminución de la libido, cambios de caracter e impotencia, entre otros.

Las noches tampoco son apacibles y transcurren entre ronquidos, apneas , episodios asficticios, sudoración nocturna, movimientos anormales, despertares frecuentes, nicturia (adultos), pesadillas, sueño agitado e insomnio.

En el caso de los adultos, la reducción de horas de sueño y los específicos trastornos del sueño pueden producir somnolencia diurna e incrementar el riesgo de sufrir accidentes de tránsito, laborales y domésticos como también, efectos en la salud cardiovascular, hipertensión, diabetes y depresión.

El tratamiento de las apneas del sueño debe ser multidisciplinar. El SAOS es una enfermedad con alta prevalencia en la población general que causa deterioro en la calidad de vida de las personas.
El tratamiento de las apneas del sueño debe ser multidisciplinar. El SAOS es una enfermedad con alta prevalencia en la población general que causa deterioro en la calidad de vida de las personas.

Los problemas del subdiagnóstico

A pesar de la familiaridad que representan los ronquidos y el mal dormir, el SAOS es una enfermedad poco conocida aún para la población.

La falta de un diagnóstico adecuado es el principal problema médico a resolver . Estudios recientes demuestran que tan solo en el 6% de las historias clínicas elaboradas en la atención primaria incluyen referencias explícitas a posibles desórdenes durante el sueño.

Quienes no descansan correctamente no logran concentrarse en sus tareas o se muestran irritados. Solo el 6% de las historias clínicas elaboradas en la atención primaria incluyen referencias explícitas a posibles desórdenes durante el sueño (iStock)
Quienes no descansan correctamente no logran concentrarse en sus tareas o se muestran irritados. Solo el 6% de las historias clínicas elaboradas en la atención primaria incluyen referencias explícitas a posibles desórdenes durante el sueño (iStock)

La  polisomnografía actualmente constituye la prueba de referencia para estudiar el comportamiento del sueño mediante el cual se evalúa la respiración, el ritmo cardíaco y la actividad cerebral durante el sueño.

El estudio se lleva a cabo durante toda la noche, mientras el paciente duerme en una habitación especialmente acondicionada para tal fin. En la actualidad también es posible efectuar estudios de sueño simplificados en domicilio, utilizando equipamiento portátil mínimamente invasivo, pero conservando una elevada especificidad y con alto rendimiento diagnóstico.

Hay que decirlo: el 80% de los casos de apneas obstructivas del sueño (SAOS) no están diagnosticados.

El doctor Claudio Podestá,  jefe de la Unidad de Medicina del Sueño de FLENI, precisó a Infobae: "uno de los trastornos más peligrosos son las apneas de sueño. Este cuadro está determinado por la aparición durante el sueño de numerosas obstrucciones de la vía aérea superior, por colapso mecánico. Tiene una incidencia importante en la población general, la cual se estima en el orden del 7%, y es una de las más prevalentes".

Continuó Podestá: "Entre sus signos y síntomas se destacan el ronquido, la referencia de pausas respiratorias, y en gran medida puede relacionarse el sobrepeso o la menopausia. El cuadro de apneas obstructivas del sueño debe ser diagnosticado ya que se agrava progresivamente sin el adecuado tratamiento. Tiene trascendentes consecuencias mediatas y silentes, tales como la hipertensión arterial, la insuficiencia cardíaca, el infarto agudo de miocardio y el ataque cerebral (ACV). La fragmentación del sueño que provocan genera, entre otros síntomas, excesiva somnolencia diurna, responsable en no pocas ocasiones de accidentes de tránsito, ferroviarios, navales y aeronáuticos. En Francia, según estadísticas publicadas, alrededor del 28% de los accidentes viales de tránsito pesado son consecuencia de la hipersomnia al volante".

En el caso de los adultos, la reducción de horas de sueño y/o trastornos del sueño pueden producir somnolencia diurna e incrementar el riesgo de sufrir accidentes de tránsito, laborales y domésticos como también, efectos en la salud cardiovascular, hipertensión, diabetes y depresión. FotoAlto/Frederic Cirou/Getty Images
En el caso de los adultos, la reducción de horas de sueño y/o trastornos del sueño pueden producir somnolencia diurna e incrementar el riesgo de sufrir accidentes de tránsito, laborales y domésticos como también, efectos en la salud cardiovascular, hipertensión, diabetes y depresión. FotoAlto/Frederic Cirou/Getty Images

Tratamientos, CPAP y DAM

Existen medidas muy efectivas para tratar estos trastornos. En los cuadros más leves se indica descenso de peso y modificación de diferentes hábitos de sueño. También hay dispositivos orales que adelantan el maxilar inferior durante el sueño aumentando así "la luz" de la faringe.

Existen dos tipos de dispositivos globalmente estudiados y probados, el llamado Dispositivo de Avance Mandibular (DAM) y otro aparato más sofisticado y complejo, el Dispositivo de Presión Positiva Continua en las vías aéreas (CPAP, por sus siglas en inglés).

En el tratamiento del ronquido y los trastornos respiratorios del sueño, los dispositivos de avance mandibular tienen una importancia creciente. Su modo de acción se basa en el avance de la mandíbula lo que aumenta las dimensiones de las vías respiratorias y el flujo de aire durante el sueño. El aparato más conocido y accesible es el Dispositivo de Avance Mandibular (DAM) (Orthoapnea)
En el tratamiento del ronquido y los trastornos respiratorios del sueño, los dispositivos de avance mandibular tienen una importancia creciente. Su modo de acción se basa en el avance de la mandíbula lo que aumenta las dimensiones de las vías respiratorias y el flujo de aire durante el sueño. El aparato más conocido y accesible es el Dispositivo de Avance Mandibular (DAM) (Orthoapnea)

En los casos más graves, el tratamiento contempla la utilización durante el sueño del  equipo denominado CPAP que consiste en un dispositivo similar a un nebulizador ultrasónico que entrega aire a la vía aérea y la mantiene abierta toda la noche evitando el colapso de la misma, y la aparición de ronquido y apneas. El uso de CPAP mejora la calidad del descanso, reduce la somnolencia y disminuye las complicaciones asociadas a las apneas del sueño.

Poletti precisó a Infobae: "La necesidad de un dispositivo DAM funciona avanzando adecuadamente la mandíbula, y evitando así que el tejido relajado de la lengua en la faringe bloquee el paso del aire. Estos dispositivos de avance mandibular -permiten que la boca tenga movilidad durante la noche- están probados científicamente que son efectivos en el tratamiento del ronquido y el síndrome de apnea del sueño leve o moderada ".

DAM o CPAP. El uso de estos dispositivos es una opción de tratamiento sencilla, no invasiva, y reversible. El DAM otorga movilidad a la boca durante la noche y el CPAP es más invasivo pero más efectivo en casos severos (Getty)
DAM o CPAP. El uso de estos dispositivos es una opción de tratamiento sencilla, no invasiva, y reversible. El DAM otorga movilidad a la boca durante la noche y el CPAP es más invasivo pero más efectivo en casos severos (Getty)

Dice la odontóloga Poletti: "La severidad del trastorno SAOS motiva al especialista a tener un mayor conocimiento sobre él mismo y la importancia de su manejo multidisciplinario. El uso de estos dispositivos – DAM o CPAP o ambos-  es una opción de tratamiento sencilla, no invasiva, y reversible".

Según un estudio en 103 pacientes de la unidad del sueño del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga,  el DAM se aplica para el tratamiento del síndrome de apnea obstructiva leve o moderada o para pacientes con apnea severa que no toleran la CPAP o que rechaza la cirugía. Para el Hospital Vall d´Hebron de Barcelona consignó en estudios clínicos recientes, que el tratamiento líder en el síndrome de la apnea hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS) es el CPAP.

El subdiagnóstico es un gran problema entre los trastornos primarios del sueño también. Existen la hipersomnia, la narcolepsia y el síndrome de las piernas inquietas, entre otros.  (iStock)
El subdiagnóstico es un gran problema entre los trastornos primarios del sueño también. Existen la hipersomnia, la narcolepsia y el síndrome de las piernas inquietas, entre otros.  (iStock)

Deben considerarse también otros trastornos primarios del sueño, como el síndrome de las piernas inquietas -que fragmenta el dormir de igual forma que las apneas provocando hipersomnia –la somnolencia excesiva durante el día–  y la narcolepsia – que es una afección que está subdiagnosticada y afecta a cada vez más gente.  Asimismo, debería tenerse en cuenta que una de las más frecuentes causas de la excesiva somnolencia diurna es el síndrome de insuficiencia del sueño, que es simplemente dormir menos horas de las que se necesitan, y se estima que corresponde a un 6% de las consultas que se efectúan en las unidades de medicina del sueño.

SEGUI LEYENDO

Dormir poco o mal nos enferma

Mucho más que cepillarse los dientes: la higiene bucal es fundamental para la salud general

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos