Nazarena Vélez: "Cuando murió Fabián Rodriguez me quedé en la calle"

(Video: Incorrectas, América)

"Hace cinco años cuando murió Fabián (Rodríguez) me quedé en cero, me quedé en la calle y fue empezar nuevamente de cero. Gracias a Dios me pude comprar una casa", reconoció este martes Nazarena Vélez en diálogo con Moria Casán en su visita al programa Incorrectas.

La vida de la actriz y empresario cambió para siempre en la noche del 24 de marzo de 2014, cuando su marido fue hallado muerto en el piso 23 de la productora Jaz. Días después se confirmó que se trató de un suicidio.

"Siento que tenés que dejar pasar un tiempo y ese es el luto. Las muertes de Jazmín (Vélez) y mi marido fueron muy tremendas. En el accidente de mi hermana, su deceso se produjo porque no llevaba cinturón, salió despedida del auto y se desnucó. El resto de los que iban en el auto quedaron, por suerte, con una curita y ella murió en el momento", relató Nazarena.

Luego, recordó cómo fue la noche en que se enteró de la muerte de Rodríguez. "Yo estaba en Estados Unidos por volver a la Argentina. A las 10 de la noche me suena el teléfono y me llega el mail de Fabián que me dice 'perdoname, me voy con mi papá'. Cuando termino de leer el mail la miro a mi hermana y le digo: 'Fabi se mato'", contó.

Nazarena Vélez fue entrevistada por Moria Casán en “Incorrectas”
Nazarena Vélez fue entrevistada por Moria Casán en “Incorrectas”

Y siguió: "Cuando me subo al avión es Barbie (Vélez) quien me deja un audio a las doce menos cinco y le digo: 'Por favor decime la verdad porque tengo que apagar el teléfono y quiero saber con qué me voy a encontrar allá'".

"Me dijo: 'Si mamá, Fabi se mató'. Ahí, la azafata me dijo que apague el celular. Yo sabía que él iba a hacerlo, pero nunca me di cuenta y nunca tuve un aviso", sostuvo sobre la trágica decisión de Fabian Rodríguez.

Nazarena no pudo evitar hablar de la crisis económica que atraviesa la Argentina y comentó: "Yo no me quejo porque si lo hago soy una desgraciada sinceramente, soy una mala persona porque hay mucha gente que la está pasando mal. En mi caso, que yo tenga que ir a un supermercado chino y buscar unas marcas, es normal porque me parece que todos lo hacemos".

"Soy una bendecida con el laburo que tengo y poder mantener a mis hijos como los mantuve siempre. Yo laburo desde los 14 años, ahora tengo 44 y hace 30 años que trabajo", reconoció.

SEGUÍ LEYENDO