"Fue una despedida maravillosa. Todos sabíamos el desenlace y tener la posibilidad de estar ahí, y poder reírnos, saludarlo y decirle gracias, fue maravilloso", dijo Nicolás en su conmovedor relato.

Alfredo Alcón murió a los 84 años y es considerado uno de los grandes actores que regaló la escena nacional. Su legado marcó a varios de los artistas de generaciones posteriores.

Uno de los que pudo disfrutar del talento de Alcón fue Nicolás Cabré (37), quien compartió la tira Vulnerables (Pol-Ka), en la que interpretaban a un padre e hijo. Esa dupla funcionó muy bien por lo que años más tarde se repitió, ya sobre las tablas, en la obra teatral El gran regreso.

Pero Cabré aprovechó la mesa de Mirtha Legrand (90) para destacar la calidez del actor como persona y relató la noche en que los amigos de Alcón fueron a su casa para compartir la última noche.

LEA MÁS