Rocío Guirao Díaz se mudó con su familia a Miami: “Me vine con una visa de trabajo”

La modelo contó que está instalada en la ciudad estadounidense con su marido, el empresario Nicolás Paladini, y sus hijos. “Hablo inglés, pero cuando no me acuerdo una palabra, tiro fruta”, aseguró

Guardar

Nuevo

Rocío Guirao Díaz se mudó con su familia a Miami (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)
Rocío Guirao Díaz se mudó con su familia a Miami (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)

Rocío Guirao Díaz y su esposo, el empresario gastronómico Nicolas Paladini están radicados hace unas semanas en Miami para arrancar una nueva vida. La modelo lo contó en su cuenta de Instagram y compartió postales de su vida allá. “Sí, nos vinimos a USA”, confirmó en un posteo sobre la decisión que tomó con su marido y que involucra a sus tres hijos Indio, Aitana y Roma.

Rocío Guirao Díaz habla de su vida en Miami (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)
Rocío Guirao Díaz habla de su vida en Miami (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)

En un intercambio de preguntas con sus seguidores, cuando le preguntaron cómo resolvió el tema legal para instalarse en la península de La Florida, aseguró: “Cada caso es distinto. Yo me vine con una visa de trabajo, estoy contratada por una agencia de acá”. Además, en relación a los tiempos que planea vivir allá agregó: “Por un tiempo”. Y detalló que sus hijos ya están listos para empezar la escuela y que hablan inglés. Cuando le preguntaron cómo se adaptarán dijo: “Con tiempo, amor y paciencia, como todos los chicos que emigran”. ¿Ella maneja el idioma? “Hablo inglés, pero cuando no me acuerdo una palabra, tiro fruta”, respondió con humor acerca de su vida en una ciudad donde, de todas maneras, hay mucha presencia de latinoamericanos y por eso la mayoría habla español. Por otro lado, dijo que su madre, Laura, se sumó a la aventura y vive con ellos.

Rocío Guirao Díaz y Nicolás Paladini (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)
Rocío Guirao Díaz y Nicolás Paladini (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)

En febrero, Rocío hizo un primer posteo en el que decía Miami como ubicación y hay una frase que define su presente: “Los sueños se cumplen”. Eso sí, Rocío no quiso decir dónde vive exactamente, cuando le preguntaron por el barrio: “Nunca conté en qué barrio vivía en Buenos Aires, tampoco el de acá. Pero es muy lindo. Está rodeado de mucha naturaleza y fauna variada”. Y contó que va a subir una foto en la playa cuando pueda ir “porque está haciendo mucho frío”.

Vale recordar que Nicolás Paladini, el marido de Rocío, es un importante empresario que forma parte de la empresa que lleva su apellido. Y que Juan Alberto Paladini, el suegro de Rocío, murió en 2014 en un accidente que ellos vincularon a un hecho de inseguridad. Tenía 60 años y falleció cuando circulaba con su auto por avenida Circunvalación en dirección al barrio privado Kentucky, en Rosario. “Lamentablemente perdió el control del vehículo porque fue víctima de un ladrillazo que le tiraron del lado izquierdo. Era un camino que tomaba todos los días. Llevaba el cinturón de seguridad como siempre”, contó la modelo en su momento.

Rocío Guirao Díaz tiene una línea de bikinis (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)
Rocío Guirao Díaz tiene una línea de bikinis (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)

Además, y también dispuesta a contar su experiencia como madre de tres, hace un tiempo Rocío contó: “Me hacen muchas preguntas sobre la crianza de mis hijos. Si somos muy pegotes, nos encanta besuquearnos, abrazarnos y estar juntitos, así es como me criaron, y así es como crío. No conozco otra manera que no sea a través del amor. Y como nos pasa a tod@s también extraño mis momentos en soledad pero entiendo que esto es parte de una etapa que hay que transitar, nada es para siempre”.

Rocío Guirao Díaz habló de sus hijos en Miami (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)
Rocío Guirao Díaz habló de sus hijos en Miami (Foto: Instagram @rocioguiraodiaz)

Sobre su experiencia durante la pandemia, contó que para organizarse con los niños en cuarentena se manejó así: “Soy muy organizada. Tengo todo anotado, las alarmas en el celular con las tareas. Nos sentamos con amor y paciencia. Y cuando se acaba la paciencia, pasamos a otra cosa. Priorizamos no matarnos”. Y finalmente, reflexionó para definir lo que cree de la maternidad: “A veces me da el tiempo para todo y a veces no. La maternidad es postergarse”. Y, siempre alegre y dispuesta a dar un mensaje para ayudar a otras madres de más de tres niños, apuntó: “Aprendí a valorar mis momentos de soledad”.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo