La incertidumbre pública por la salud de Aníbal Pachano (62) primero le perteneció a su entorno más cercano, aquel que forman sus familiares y amigos íntimos. Porque recién a varios días de su internación en la fundación Fleni los médicos pudieron aportar precisiones sobre su salud. Y este jueves 12 -a una semana y media de su ingreso- su hija, Sofía Pachano (28), dio a conocer un comunicado para despejar cualquier especulación.

"Dejamos en claro que su actual situación de salud nada tiene que ver con el HIV. Pedimos especial énfasis en esta aclaración para no alertar a las personas que portan el virus", advierte el escrito, que está firmado por "Sofía Pachano y familia". Y precisa: "El diagnóstico actual es la presencia de una lesión orgánica, por la que se le ha practicado una biopsia, cuyos resultados aún no están disponibles". No obstante, el ex jurado del Bailando "se encuentra de muy buen ánimo para enfrentar el tratamiento".

Aníbal con su hija, Sofía
Aníbal con su hija, Sofía

El viernes 29 de septiembre Pachano fue trasladado a una clínica porque comenzó a sufrir mareos. Al parecer, se había descompensado por una mala administración de la medicación que debe tomar para la diabetes. Ese mismo día los médicos le permitieron regresar a su casa. Pero el sábado 30 su cuadro empeoró: Aníbal se preocupó al sentir un brazo adormecido. Si bien fue estabilizado, quedó internado en el Fleni para que se le realizaran una serie de estudios clínicos.

Desde entonces, primó el hermetismo que Sofía vino a quebrar con su comunicado. "Agradecemos el interés reiterado y la consideración de que no dará notas, ya que Aníbal tendrá, y tendremos, que enfocar toda la energía en el tratamiento médico".

Aquí, el comunicado completo:

LEA MÁS: