Martina Stoessel
Martina Stoessel

Después de 5 años de ser la protagonista de un éxito casi sin precedentes para una artista argentina, Martina Stoessel se sacó el traje de Violetta y puso en marcha una nueva etapa, la de convertirse en una figura de la música y que su nombre no esté sólo relacionado al público infantil. La película Tini: el gran cambio de Violetta y su primer disco solista, Tini, son el punto bisagra de su corta, pero intensa carrera. Mientras con el proyecto cinematográfico deja en claro que ya no es más Violetta Castillo, ese personaje de ficción que armó con muchos detalles de su vida real, el álbum es un paso gigante hacia su objetivo, con varias canciones en inglés para penetrar en los países angloparlantes: a los 19 años Tini quiere jugar en las grandes ligas del pop internacional. “Soñé con tener un disco que abarque un montón de estilos musicales”, dice: “Desde el hip hop, hasta el pop, las baladas, un poco de electrónica; sonidos que pueden sonar en cualquier lugar del mundo”. Su publico Un podrá conocer el nuevo material también en vivo el próximo 12 de junio, cuando se presente en la Usina del Arte

En los temas como “All You Gotta Do”, “Great Escape” y “My Stupid Heart”, entre otros, canta en un inglés casi perfecto. Es imperceptible que no es su lengua nativa. “Fue un trabajo, una dedicación de estar 10 horas por día, de hacer lo mejor que se pueda”, cuenta y, aunque estudió en un colegio bilingüe, reconoce que esto fue un desafío completamente distinto: “Fue un trabajo mucho más jugado que hablar. Además, mi oído trabajó como nunca antes. Escuchando y escuchando una y otra vez, y si no quedaba bien, grabarlo de nuevo”. 

En sus sentimientos la nostalgia por dejar atrás Violetta no gana lugar. Tini sabe que la historia iba a tener originalmente sólo una temporada y se extendió varios años más por el fenómeno en que se convirtió. Sabe todo lo que significó para ella, pero lo ve como un trampolín antes que el trabajo más importante de su vida: Violetta me dio todo lo que yo sé hasta hoy en cuanto a lo laboral y un montón de cosas personales para poder seguir creciendo y ahora tener mi propio disco”.
Además del final de la etapa Violetta en el aspecto laboral, en el rodaje de la película en Sicilia, Italia, conoció nuevos aspectos de su vida personal. La argentina no estuvo acompañada por ninguno de sus padres, que siempre habían viajado con ella donde fuera que se actúe en vivo. “Había cumplido 18 años. Hablé con mis papás y les dije si me dejaban vivir esta experiencia sola. Quería ver qué me pasaba”, explica antes de detallar qué sacó en limpio de ese viaje: “Estos últimos dos años sentí un gran crecimiento personal, donde me fui descubriendo de a poco. Cuando uno está solo, se conoce mucho más. Saber qué cosas me gustan y qué quiero ir probando”.

Esa misma filosofía es la que Tini aplica para el amor. Después de su relación con Peter Lanzani, su vida sentimental se volvió igual de relevante para los medios como sus canciones para las fans. Ella piensa que ese proceso se vive de otra manera: “Básicamente estoy conociéndome. Está bueno conocerse bien primero para después compartir la vida con otra persona, que no es una tontería como estar en pareja o tener una persona al lado que te acompañe”.

Emilio Zavaley