Julia Roberts en “Extraordinario”
Julia Roberts en “Extraordinario”

Auggie Pullman es un niño que nació con una deformidad facial. Ahora, tras diez años de hospital en hospital y de largos periodos en su casa, tendrá que asistir por primera vez a la escuela. Gracias al apoyo de sus padres, Nate e Isabel, Auggie trata de encajar en el nuevo reto al que se enfrenta.

Julia Roberts es quien encarna a la mamá del niño, un papel con una enorme carga dramática.

En esta charla, la ganadora del Oscar por Erin Brockovich, nos contó sobre su papel.

—¿Qué pensaste al leer el guión de Extraordinario la primera vez?

—Fue genial. La leí sola primero, luego lo llevé a casa, a mis hijos, y todos los leímos juntos. Estábamos muy conmovidos como familia. Y de ellos surgieron realmente grandes conversaciones, ideas, pensamientos y sentimientos por los cuales yo tendría que aceptar. No lo pensaron, ni yo tampoco lo pensé, acepté de inmediato.

—El tema de Extraordinario es sobre intentar ver a las personas más allá de los preconceptos o apariencias…

—Exacto. Es demasiado pertinente, ¿no? Ya sabes, es un momento difícil, como padres, para explicar el mundo, particularmente cuando a veces es tan incomprensible para ti mismo. Y luego tratar de explicarlo sin juicio o miedo en su voz a nuestros hijos, lo cual creo que es la responsabilidad más grande de los padres.

—¿Has tenido alguna experiencia de bullying en Hollywood?

—No, felizmente. Creo que siempre he visto esto como parte de mi experiencia y nunca me he dado cuenta, y si ha pasado, siempre he perdonado o no me ha afectado. Pero ya sabes, algunas de estas historias son tan difíciles de leer o escuchar: alguien que pasa por algo así, ese tipo de dolor, ese tipo de deshumanización.

—¿Qué es lo que esperas que la gente sienta al ver Extraordinario?

—Alegría total. La alegría es un sentimiento de lo mejor de la humanidad. Creo que así la humanidad podría mejorar un poco. No importa lo que estemos tratando de lograr en nuestros días, siempre hay un poco más de espacio para ser un poco más gentiles entre sí, o dulces entre sí, o tomarse el tiempo para mirar a alguien a los ojos y decir "hola "cuando les das la mano. Sea lo que sea, hay tantos pequeños momentos suaves en el día para expresar amabilidad unos a otros, y se trata simplemente de tomarse el tiempo y de que se nos recuerde hacer eso. La película es maravillosa. Un recordatorio delicado y una enseñanza de amabilidad.

—¿Qué te pareció trabajar con Jacob Tremblay?

—Él es absolutamente increíble. Me pareció fantástico trabajar junto a él. Es un niño bastante apasionado con lo que hace, sin dejar de lado su ternura. Interpretar a su mamá fue inmediatamente consumidor de la forma más increíble.

—¿Cómo te sentiste al interpretar a una madre que tiene que enfrentar este tipo de situaciones?

—Para mí fue bastante enriquecedor. Creo que todos tenemos este tipo de cambios en nuestras vidas cuando te conviertes en padre. Me sentí muy especial al interpretar a la madre de Auggie. No siempre tienes la posibilidad de aprender tanto de un personaje y de las personas con las que trabajas.

—Sobre tu carrera, ¿qué es lo que tomás en cuenta ahora para aceptar un personaje?

—Creo que ahora hay muchos más factores. Si algo me hace sentir bien, pues lo hago funcionar y ya. No se trata ahora de tomarme un descanso, sino de ser increíblemente exigente con lo que me hace sentir plena.

Mirá el tráiler de Extraordinario: