Furia les contó a sus compañeros su preocupación por el resultado de los estudios médicos: “Puede ser leucemia”

La participante dejó el programa por unas horas para dirigirse a una clínica y a su regreso confió sus temores ante Mauro y Bautista

Compartir
Compartir articulo
Furia reveló antes sus compañeros su preocupación por los estudios . (Crédito: @NachoRodriOk)

La casa de Gran Hermano continúa convulsionada por la salud de Juliana Furia Scaglione. Desde la mañana del martes, cuando el conductor Santiago del Moro anunció que la participante debía abandonar el juego por un tiempo para realizarse unos estudios, el tema monopolizó el día a día del reality y las opiniones en las redes sociales.

El tema se trató con hermetismo desde el programa, lo que alimentó las versiones en torno al estado de la participante. Lo que se comunicó oficialmente es que la doble de riesgo había sufrido una infección urinaria durante su estadía en la casa, y que el resultado de los estudios había arrojado algunos niveles que alertaron a los médicos. Este fue el motivo de la salida revelada por el conductor, que finalmente se produjo durante la mañana del miércoles, en medio de un fuerte operativo de seguridad para evitar el contacto con algunos fanáticos que se acercaron a la casa de Martínez donde se graba el programa, y además para que se cumpla el aislamiento, uno de los requisitos esenciales de la casa.

Desde el momento mismo del anuncio, del Moro aseguró que la participante iba a ser la encargada de brindar información sobre su cuadro. “Es ella la única que va a elegir qué contar. Obviamente, cuando los profesionales de la salud así lo consideren, volverá a la casa y seguirá en competencia”. Y así transcurrieron las horas. Furia primero les hizo una broma a sus compañeros haciéndoles creer que iba a abandonar el juego, pero luego les reveló el verdadero motivo de su salida.

Furia regresó a las 15.24 del miércoles, y volvió a interactuar con sus compañeros como si nada hubiera pasado. Con el perfil que la volvió la jugadora más popular de esta edición, se abrazó, bromeó, gritó, gesticuló, y se reincorporó a la dinámica de la casa. Ella misma fue quien pidió aguardar los resultados allí, junto al resto de los participantes.

Al igual que ocurría en al afuera, en el adentro todos adentro querían saber qué había pasado con los estudios y cuál era su estado de salud. Y en una charla con Bautista y Mauro, mientras hablaban sobre las diversas energía en la casa, Juliana se abrió y dio más información sobre los estudios: “En este momento tengo que pensar en mí, me acabo de hacer un estudio que me puede dar leucemia”.

“Hace un rato, estábamos afuera c... de risa”, mencionó el uruguayo, a lo que Furia replicó. “¿Te das cuenta? Yo debería estar tirada ahí, pensando que tengo 33 años y que capaz puedo tener cáncer en la sangre. Vamos a llevar al extremo el estudio”, señaló la competidora, que siguió reflexionando sobre su situación.

“Cuando te pasan cosas en la vida, tenés que vibrar alto porque si no te enfermás con dentro. Creo que soy ejemplo hoy de lo que me está pasando. Nada más. Y tengo que esperar 48 horas para saber qué m... tengo”, añadió.

Según pudo saber Teleshow, y siguiendo con lo que había anunciado del Moro hace dos días, la participante es la única autorizada a hablar de su salud. Eso acordó con el equipo médico que monitorea su situación. Desde el canal, por el momento, no darán información sin el consentimiento de la participante, ya que resguardan en el secreto profesional.