El blooper al aire de Georgina Barbarossa en su regreso a La Peña de Morfi

La conductora volvió a estar al frente del ciclo de los domingos y hacia el final del programa se vivió una divertida situación con su equipo

Compartir
Compartir articulo
El blooper al aire de Georgina Barbarossa en La Peña de Morfi (Telefe)

Después de ausentarse más de un mes debido a una intervención quirúrgica, Georgina Barbarossa volvió a estar al frente de La Peña de Morfi. La conductora regresó al ciclo dominical creado por Gerardo Rozín debido a que Diego Leuco, quien había ocupado su lugar, tenía pautado con anterioridad un viaje al interior del país para transmitir su programa de Luzu TV.

Hacia el final del maratónico envío se vivió una curiosa situación al regresar de un corte comercial. Se sabe que la adrenalina del vivo puede llevar a imponderables de todo tipo. Corridas, tropiezos, aciertos y errores, como parte de una maquinaria detrás de cámara para que todo esté en tiempo y forma y salga perfecto en la pantalla. Sin embargo, al volver de una tanda de los cortes, tuvo lugar un divertido blooper con la conductora como protagonista.

Santiago Giorgini fue el encargado de tomar la voz al retornar de la pausa. El histórico cocinero se disponía a presentar la continuidad de la rutina y leer algunos avisos comerciales, cuando se filtró la voz de su compañera, bien nítida en medio del bullicio.

“Yo tendría que haber ido a hacer pis”, se escucha decir a Georgina, sin advertir la indicación del regreso del aire o sin que el sonidista haya levantado por error la perilla. “Tengo la voz de Geo acá”, expresó sorprendido el chef, quien salió rápidamente del desconcierto y logró continuar con la hoja de ruta, que contemplaba la elaboración de unos panqueques “a las chapas” antes de la presencia del referente de la movida tropical Antonio Ríos.

El regreso de Georgina Barbarossa a La Pena de Morfi (Telefe)

“¡Chicos, qué alegría tengo de estar acá! Bienvenidos al mejor programa de la televisión argentina que lo veía desde mi casa en la cama y no podía creerlo, cómo no estoy ahí”. Horas antes de esta divertida confusión, Georgina había arrancado la emisión del 8 de octubre dejando en claro su felicidad por la vuelta.

El pasado 31 de agosto, la conductora tuvo que someterse a una intervención quirúrgica en la rodilla. Por este motivo, debió tomarse al menos un mes de licencia algo que obligó a las autoridades de Telefe a buscarle reemplazantes en los dos programas que conduce en la emisora: A la Barbarossa y La Peña de Morfi. El magazine matutino no fue un problema para los decisores del canal, ya que cada vez que la actriz tuvo algún inconveniente, su lugar fue ocupado por Roberto Funes Ugarte. En el caso del ciclo musical que se emite los domingos, en cambio, la situación fue más complicada y quedó al mando de Diego Leuco.

En su vuelta, Georgina tuvo la difícil misión de entrevistar a su habitual compañera de los domingos. En medio de la investigación de su divorcio con Martín Insaurralde -iniciada por la Justicia luego de que se conocieran imágenes del ex jefe de Gabinete bonaerense en un yate de lujo en Marbella con Sofía Clerici- Jesica Cirio habló a solas con la conductora, dos días después de haberlo hecho por primera vez en el noticiero del mediodía del canal.

“La gente se quedó con una sensación de que no pudiste decir todo”, la presentó Barbarossa. “A veces se pide que diga no sé qué. Estuve casada 10 años confiando en esa relación y esa es mi verdad, es lo que viví. En principio fui feliz, en los últimos momentos la relación fue decayendo por no tener tiempos cada uno o porque quizás empecé a notar cosas en él que ya no me hacían bien, cosas de nuestra intimidad que no me hacía bien y no me daban seguridad y en ese momento decidí irme”, dijo Cirio como primera respuesta a un reportaje en profundidad.