Vuelve ATAV: el salto en la historia a los 80, las conexiones con los personajes anteriores y todo lo que hay que saber de la nueva temporada

Después de más de tres años, esta noche, a las 22:15, regresa a la pantalla de El Trece Argentina Tierra de Amor y Venganza con Federico D’Elía, Malena Solda, Juan Gil Navarro, Federico Amador y Gloria Carrá como nuevo elenco protagónico

Guardar

Nuevo

Cuál fue el futuro de los personajes de la primera temporada de ATAV, en 2019 (Video: "Argentina, Tierra de Amor y Venganza", El Trece)

Esta noche regresa a la televisión Argentina, Tierra de Amor y Venganza (ATAV), cuyo final se vio en diciembre de 2019. Desde entonces, Adrián Suar expresó sus ganas de realizar una nueva temporada. Después, llegó la pandemia y la industria debió pausar y posponer todas sus producciones. Y una vez que se pudo reanudar, el productor puso en marcha lo que tenía pendiente.

Así las cosas, la novela que protagonizaron Eugenia la China Suárez, Delfina Chaves, Benjamín Vicuña, Gonzalo Heredia y el actor español Albert Baró regresa después de tres años con nuevas figuras, ya que habrá un importante temporal: la primera temporada transcurrió en la década del ‘30, y ahora estará situada en los ‘80 con la historia que contarán Federico D’Elía, Malena Solda, Juan Gil Navarro, Federico Amador y Gloria Carrá, y más actores.

Según se vio en aquel último capítulo, fue la propia Lucía (Chaves) quien contó cuál fue el futuro de cada uno de ellos, y que ahora tendrá que ver con la continuidad de la historia familiar y los descendientes de las familias Moretti (Aldo y la Polaca, interpretados por Heredia y Suárez) y Salvat (la suya con Baró). Se supo que Aldo y Raquel tuvieron dos hijas y adoptaron dos más, que después de la guerra pudieron llevar a dos hermanos de ella desde Polonia para que vivieran en la Argentina, y hubo uno al que nunca encontraron. Raquel dedicó su vida a denunciar, perseguir, ayudar y asilar a las víctimas de esclavitud sexual. También estudió y se recibió de enfermera y atendió de forma gratuita a todas las prostitutas que llegaron de burdeles con enfermedades de transmisión sexual, abortos mal hechos y embarazos no deseados.

Bruno y Lucía, en tanto, ya eran padres de Pedro, y tuvieron otra hija a la que llamaron Julia. Cuando terminó la guerra viajaron a Barcelona para que sus hijos conocieran el pueblo del español. Ella trabajó como periodista, publicó dos libros más y escribió en el diario hasta el día de su muerte.

Ahora bien, luego de aquel desenlace que parecía “feliz”, se vio un inesperado y sorpresivo final que dejaba la puerta abierta para lo que sería la próxima historia: todo transcurría en un bar de Buenos Aires, en 1962, años después de la muerte de Torcuato (Vicuña). Un joven, que habla como si fuese su hijo le cuenta a un amigo la historia de la banda, que desbarataron burdeles, y demás. Y reaparece Trauman (Fernan Mirás), como el hombre a cargo de la barra, quien se encarga de desmentir todas y cada una de las versiones que circularon al respecto.

De inmediato, los jóvenes se van, y quien podría ser el hijo de Torcuato se choca a una mujer igual a Raquel, pero ella no le da entidad porque se detiene en la barra y aquel dueño del burdel que la esclavizó y obligó a prostituir en el pasado. Él también la mira, se queda tieso, lo interrumpen y cuando vuelve a buscarla con la mirada ya no la encuentra más.

En tanto, el joven sale del bar y sube a un taxi, en donde lo espera Alicia Ferreyra (Mercedes Funes), la hermana de Torcuato y quien hizo todo lo posible para salvarle la vida: hasta intentó quitarle de la boca el veneno que había tomado. “Estaba ahí”, le dice él, haciendo referencia a Raquel, de quien había visto una foto inmediatamente después de habérsela cruzado en el bar.

“Calma, paciencia. La venganza lleva su tiempo”, le responde ella y habla con su infalible voz, aquella con la que supo ganarse el cariño del público que amó y odió a la villana querida. Luego, se lee en la pantalla que la historia “Continuará”, confirmando que habría una nueva temporada.

El sorpresivo final abierto de ATAV, en diciembre de 2019 (Video: "Argentina, Tierra de Amor y Venganza", El Trece)

Sin embargo, la historia que comienza hoy está centrada en la década del ‘80, con la llegada de la democracia a la Argentina, lo que indica que a priori lo que se verá no es la continuidad exacta a aquellas imágenes. En tanto, no quita que en esa línea temporal haya sucedido algo que intervenga 20 años más tarde. De esta manera, en la nueva temporada se verán los cambios que ocurrieron en Buenos Aires con el fin de la última dictadura y el regreso de quienes se habían exiliado.

Además, se tocarán temas como la aparición del HIV en la agenda sanitaria (habrá una historia de amor entre dos hombres, y uno de ellos contraerá la enfermedad), también el boom del teatro de revista y las vedettes, los desaparecidos y la guerra de Malvinas. “Pero a pesar de los cambios que la sociedad está viviendo, nada será fácil para los personajes de la historia, que deberán luchar por el amor, la búsqueda de la verdad, la dignidad, sus derechos y por justicia; atravesando un camino lleno de obstáculos, traiciones, desilusiones, venganza, odios, pasiones y amores, en un país que avanza hacia la libertad, pero aún con mucha oscuridad por transitar”, reza la sinopsis de la nueva temporada que comienza esta noche, a las 22:15, por El Trece.

Así será la nueva temporada de ATAV

Pedro Salvat -el hijo de Lucía y Bruno- será interpretado por Rafael Ferro, quien regresa a la Argentina desde España, en donde había estado exiliado por la dictadura militar. Lo hace junto a su hijo Antonio -encarnado por el actor español Toni Gelabert- , un periodista y escritor que heredó la rebeldía de su abuela paterna. Se habían ido a fines del ‘70 ayudados por su amigo Rafael Machado (Federico D´Elia), el director del hospital, mientras que Silvia (Julieta Díaz), esposa de Pedro y madre de Antonio, que estaba embarazada, nunca llegó a destino y no se supo nada de ella ni de lo que sucedió con su bebé.

Antonio está enamorado de su mejor amigo, Segundo (Tato Quattordio), quien va a a casarse con su novia Pilar (Camila Mateos). En plena desilusión amorosa, se embarcará en la búsqueda de su madre, que sigue desaparecida. Lo hará acompañado por su abuela materna llamada Luisa (Virgnia Lago).

Adelanto de ATAV 2

En paralelo, aparecerá en escena Ana Pérez Moretti -interpretada por la actriz Justina Bustos- nieta de Raquel y Aldo. Es madre soltera y será vedette en un teatro de revista, trabajo que acepta a través de Ricardo (Darío Barassi) y Horacio Hills (Juan Gil Navarro), este último, empresario, autor y director de espectáculos, y quienes aprovechan la desesperación de la mujer que necesita viajar desde Mar del Plata hacia Buenos Aires para que su hijo Tomi comience un tratamiento por su enfermedad. Vivirá una historia de amor con Charly Lombardo (Nacho Di Marco) y descubrirá que los productores teatrales son sobrinos del recordado y temido Trauman (Fernán Mirás), quien años atrás había esclavizado y obligado a prostituirse a su abuela Raquel, también conocida como La Polaca.

Por su parte, Francisco (Federico Amador) es un médico que abre un sector de cuidados para personas con HIV, y lo hace a escondidas del director, Rafael, a cuya hija, Luján (Belén Chavanne) conoce en los pasillos de la institución. Ella es víctima de abuso por parte de su marido, Tolo (Alan Daicz). Vivirán una historia de amor a escondidas.

Andrea Rincón, Santiago Talledo, Matías Santoianni, Alejo García Pintos, Alma Gandini y Agustín Sullivan, completan el elenco que también contará con participaciones especiales de los ya mencionados Julieta Díaz, Rafael Ferro y Darío Barassi, y también tendrán una importante aparición Martín Bossi y José María Listorti.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo