Gran Hermano sin filtros: Camila se le declaró a Marcos y él le dijo lo que piensa de ella

La integrante de la casa aprovecha cualquier oportunidad para estar cerca del “primo”, aunque más de una vez sintió el rechazo

Guardar

Nuevo

Gran Hermano - La charla sin filtros de Marcos y Camila

Desde su ingreso en la casa como nueva participante, Camila siempre se mostró cerca de Alfa y de Marcos, en principio quizás como una estrategia de juego teniendo en cuenta lo fuertes que son ambos, afuera, sin embargo, con el paso de los días, ella no duda en dejarle en claro al salteño que busca algo más que una simple convivencia de juego, aunque él deje pasar por alto cada uno de sus llamados.

Es que, como reconoció en el famoso asado preparado por Ariel, la propia Camila que comenzó a hablar con Thiago, explicándole que “me parece lindo el Primo y quiero activar en algún momento”, ante lo cual el interlocutor solo afirmó que “sí, ya me di cuenta”. Y consultado sobre cómo podría haber un acercamiento, él no dudó en explicar que “es difícil de saber qué le gusta, además se hace el boludo, pero se da cuenta”. “Me está haciendo mal a la cabeza, cada día que pasa es peor”, confesó ella.

Gran Hermano - El desplante de Marcos a Camila

Como era de esperar, las palabras de la joven llegaron rápidamente a oídos de Marcos, y fue Romina quien se ocupó de hacérselo saber. Tras unos comentarios en un tono bajo la morocha afirmó que “nos habló a nosotras” para luego intentar saber si él estaba interesado en ella. A la tajante negativa con la cabeza del cuestionado se sumó la intervención de Agustín, quien afirmó que “está pensando en otras coas el Primo ahora”.

Pese a todo, las demostraciones de afecto de ella continuaron y en momentos en que se encontraban con los demás disfrutando de una tarde de pileta, ella no paraba de tocarlo y hacerle comentarios, por lo que el participante más calmo de toda la casa no tuvo más remedio que darse vuelta de manera intempestiva y aclararle que “no me toque más la espalda”, lo que provocó en ella una risa nerviosa y un pedido de disculpas.

Pero ese no sería el único momento, claro, ya que en un instante en que ambos se encontraban en el sauna con Maxi, ella, en el medio de los dos, intentó tocarle la espalda a Marcos con la excusa de reventarle un granito. El salteño se negó. “No, muchas gracias Cami”, fue su respuesta, a lo que la joven no se dio por vencida. “Dale, dale, ese solo y no te jorobo más”, le pidió. Marcos insistió en su negativa y ella arremetió con el pedido, hasta que Maxi que estaba escuchando todo, se fastidió y le gritó: “Camila, te está diciendo que no, ¿qué parte no entendiste?”. De manera contundente, el cordobés la frenó a la joven de 23 años y ella, sin amedrentarse, se rió y volvió a la carga con Marcos.

Camila quiso tocar a Marcos y Maxi explotó: "Te está diciendo que no"

Ahora, en un momento en que ambos estaban en el patio, Camila le propuso un desafío que él aceptó, decirse cara a cara lo que uno piensa del otro. Así, comenzó ella su discurso explicando que “nunca te vi hablar mal de alguien, de todos acá escuché muchos rumores y de vos no. Se te ve como que sos una buena persona, que pensás en el otro, Siento como que tenés un montón de cosas que todavía, yo ya te dije desde el día uno, como que sos una caja de sorpresas, pero se siente como que hay un montón de Marcos que conocer todavía”.

Tras abrir su corazón, él la mira, le agarra la mano y sólo emite un “bueno, gracias”, para luego levantarse e intentar retirarse. Sin embargo allí se queda y comienza a hablar: “Al principio te veía, cuando entraste, pensé que eras muy distinta, que ibas a ser quilombera en el mal sentido, y después cuando entraste al cuarto y me ofreciste, y te sentaste al lado mío, ahí como que me cambió el chip y dije ‘qué transparente que es’, porque no se guardó nada y muestra todo como es no tiene problema en decir si le dicen que eso no le queda bien o no queda bien diciendo esas cosas, lo dice igual y está bueno eso. Después me contaste lo que pasó con tu papá, con tu familia y me pareciste una persona súper guerrera, es muy lindo lo que hiciste por tu familia. Saliste y dijiste ‘si no lo hago yo, no lo hace nadie’ y eso está muy lindo esa es mi opinión”.

Luego, llegaría el momento en que ambos se dan la mano y agradeciéndose mutuamente por la charla vivida, se levantaron de la comodidad de los sillones y emprendieron marcha hacia adentro de la casa. Solo resta ver cómo continuará la novela entre ellos.

Seguir leyendo

Guardar

Nuevo