Luego de la postergación, hoy comenzará la pericia balística del caso “Chano” Charpentier

El análisis será clave para establecer a qué distancia se encontraba del cantante el oficial de la Policía Bonaerense al momento del disparo

El pasado 12 de agosto el músico dejó el Sanatorio Otamendi
El pasado 12 de agosto el músico dejó el Sanatorio Otamendi

El estudio balístico que será clave para esclarecer el violento hecho que sufrió el músico Santiago “Chano” Moreno Charpentier el mes pasado en su casa de Exaltación de la Cruz comenzará este miércoles.

Desde las nueve de la mañana en la sede de la Procuración bonaerense de Lomas de Zamora se realizarán los peritajes balísticos sobre el proyectil, la vaina servida y el arma que utilizó el oficial de la Policía de la provincia de Buenos Aires, Facundo Amendolara, la noche del hecho. Los análisis determinarán a qué distancia se encontraba el efectivo del cantante al momento de efectuar el disparo.

Inicialmente los análisis estaban previstos para el pasado 3 de agosto. Sin embargo, se suspendieron por pedido del fiscal Juan Martín Zocca, titular de la UFI N°1 de Zárate-Campana, con el objetivo de concentrar las pericias en el aparato del MPF, sin un desmedro a la Policía Federal que los iba a llevar a cabo.

Los peritos estudiarán el arma que utilizó Amendolara, el plomo encontrado en el cuerpo de Chano, la vaina de la bala y también la remera que vestía el ex líder de Tan Biónica, en la que podrán encontrarse restos de pólvora, lo que indicaría un disparo a corto plazo. De acuerdo al avance de la investigación, hasta el momento se supone que el oficial disparó a tres metros de distancia de Moreno Charpentier.

El policía de la bonaerense de 27 años está imputado por “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego” y por haber sido cometidas por un funcionario policial, delito que prevé 15 años de prisión.

Ayer, la médica y el enfermero que acudieron a la casa del músico aquella noche de julio declararon ante el fiscal y ratificaron que estuvo muy “agresivo” y “violento”.

Chano fue trasladado a un centro terapéutico
Chano fue trasladado a un centro terapéutico

La médica Emily Torrico Céspedes, de nacionalidad boliviana, fue una de las testigos que contó que al llegar a la casa de Chano fue a hablar con el psiquiatra y que éste le dijo que “el paciente estaba con un brote psicótico y que los había intentado acuchillar a él y a la madre dentro del domicilio”.

El psiquiatra también le dijo que el paciente “posiblemente haya consumido drogas y alcohol, particularmente marihuana”, y les indicaba a los policías cómo tenían que “reducir” a Chano mientras ella preparaba una medicación para bajarle la ansiedad.

“La madre (del músico), sin consultar, ingresó intempestivamente a la casa por su cuenta, por la puerta pequeña de ingreso. Ella lo descontroló todo”, afirmó la médica en su declaración. Ante la entrada de la mujer, la siguieron tres policías, el psiquiatra y ella. En ese momento vio al paciente fuera de la casa “portando en su mano derecha una cuchilla de unos treinta centímetros”.

La testigo dijo que dos de los policías estaban “casi de frente” al paciente, que movía la cuchilla y comenzó a gritar “los voy a matar, les voy a cortar la yugular”. Ante el temor que le generó la situación, decidió salir del lugar. Desde afuera del predio escuchó el disparo y al instante la voz de la madre de Chano decir que le habían disparado a su hijo en el abdomen.

Entonces volvió a entrar y vio al cantante tirado en el suelo, junto a la mujer policía, manifestando “mucho dolor” y diciendo que no querían que “lo tocaran”. Sin embargo, ella lo revisó y constató que presentaba “una herida de arma de fuego con ingreso y egreso, y que no tenía hemorragia externa”, por lo que lo asistió.

Por su parte, Juan Marcelo Giménez, el enfermero que estaba con la médica aseguró que el músico estaba “agresivo”. Si bien no presenció el momento del disparo porque se encontraba preparando la medicación en la ambulancia, tras escuchar la detonación, ingresó y vio a Chano tirado en el suelo “excitado” y “violento”.

Moreno Charpentier, quien fue dado de alta la semana pasada y trasladado a un centro terapéutico luego de estar tres semanas internado, por el momento no se encuentra en condiciones de declarar ante el fiscal Zocca, ya que según su médico atraviesa un estado de “labilidad”.

Con información de Agencia Télam.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR