La grúa remolcó un auto quemado y dos días después hallaron un cadáver en el baúl

Los amigos Hernán Rivero y Yonatan Zárate estaban desaparecidos desde el miércoles. Zárate fue encontrado muerto en un descampado, a 6 km de una ruta. Se cree que el cuerpo encontrado dentro del auto, en el depósito, pertenece a Rivero. Los investigadores sospechan de un ajuste de cuentas narco

Se cree que el cuerpo de Hernán Rivero es el hallado en el baúl del auto quemado
Se cree que el cuerpo de Hernán Rivero es el hallado en el baúl del auto quemado

Para los vecinos de San Vicente, ciudad ubicada al sur de la provincia de Buenos Aires, ya se había convertido en algo cotidiano ver los autos quemados al costado de la Ruta 6. Por eso, cuando una grúa municipal procedió a retirar un Volkswagen Fox blanco el último jueves, nadie se imaginó que se estaba ante la escena de un crimen.

Un par de días después, empleados que cuidaban el depósito judicial improvisado ubicado en el Polideportivo Padre Mugica recibieron la visita de representantes de la Policía Bonaerense. Querían chequear algunos detalles sobre ese mismo Vokswagen que había sido encontrado quemado en la ruta.

Al abrir la puerta del baúl, los efectivos policiales se quedaron con la sensación contradictoria de haber hecho bien su trabajo y toparse con el horror. En el baúl del auto se encontraba el cuerpo sin vida de un hombre adulto. Ante los primeros indicios, se cryó que se trataba de Hernán Pablo Rivero, de 32 años, residente en el partido de San Martín, y quien se encontraba desaparecido junto a su amigo Yonatan Zárate (30) desde el miércoles.

Ambos se despidieron de sus familias ese mismo 8 de mayo, cuando aseguraron que se iban a visitar a un amigo a bordo de ese mismo auto blanco.

"El chofer de la grúa pensó que se trataba de un animal muerto, por eso no dio aviso a la policía. Aquí suelen dejar perros muertos en los autos que queman. Al cuerpo no se le notaban los brazos ni las piernas, por eso, el empleado no prestó atención", afirmó un funcionario de San Vicente a El Diario Sur.

Hernán Rivero y Yonatan Zárate eran buscados desde el miércoles. Eran oriundos de José León Suárez y Villa Ballester
Hernán Rivero y Yonatan Zárate eran buscados desde el miércoles. Eran oriundos de José León Suárez y Villa Ballester

Horas antes del hallazgo del cuerpo calcinado, la policía también había identificado el cadáver de Zárate. Yacía con tres orificios de bala en su cuerpo a unos seis kilómetros campo adentro y otros 10 km hacia el Sur por la Ruta 6, respecto al lugar donde se remolcó el vehículo quemado.

De tal modo, la principal hipótesis que manejan los investigadores es que ambos jóvenes fueron víctimas de una suerte de ajuste de cuentas con el sello narco. Rivero, quien murió quemado, había salido de la cárcel en diciembre de 2018 después de haber cumplido una condena del fuero federal por infracción a la Ley de Drogas.

Se estima que, en primer lugar, los asesinos prendieron fuego el Volkswagen blanco con Rivero dentro del baúl y luego se trasladaron por la Ruta 6 para ejecutar finalmente a Zárate.

Hasta el momento, los investigadores no tienen indicios sobre los posibles autores del doble homicidio. Sin embargo, sí se percibió malestar por la falta de coordinación entre el servicio de grúas y la policía de San Vicente. Se cree que se desperdició tiempo valioso para determinar qué pudo haber ocurrido con los jóvenes durante el 8 y el 9 de mayo.

Desde las autoridades de la ciudad bonaerense se especificó que no es obligación de los empleados municipales notificar a la Policía ante el hallazgo de un vehículo quemado.

SEGUÍ LEYENDO

Extraño robo a familiares de Facundo Arana: los golpearon durante más de dos horas